Cortesía

La protesta se registro desde las tres de la tarde.Con llantas destinadas a ser basura y un par de ramas secas que colgaban de los árboles de la cuadra, los residentes de la carrera 18 con carrera 45c, del barrio San José, decidieron cerrar hoy la calle para llamar la atención de Electricaribe, luego de que se cumplieran 24 horas de la caída de un par de cables de alta tensión a la calle, sin que funcionarios de la la empresa se acercara al sitio a hacer la respectiva reparación. Olga Castañeda, una de las afectadas, contó que el problema se presentó desde el miércoles, luego de que una cuadrilla de la empresa Electricaribe realizara unos trabajos en la zona. Explicó que "cinco minutos después que se fueron, los cables empezaron a explotar, se reventaron y quedaron tendidos sobre la vía". Contó que dos hombres que transitaban por la zona, a bordo de un carro de mula, se detuvieron al ver los cables y se acercaron a estos mientras manifestaban que con la venta de su cobre podrían ganar algo de dinero. Dijo que alguien de la comunidad logró alertarlos de que estos tenían energía antes de que los tomaran, pues, según Castañeda, "hubiesen muerto con solo tocarlos". Una vez RCN La Radio publicó el caso en sus redes sociales, la empresa encargada de prestar el servicio de energía eléctrica manifestó que atenderían con urgencia el hecho. Pero Castañeda advirtió que desde el miércoles, en horas de la tarde, notificaron a la empresa del daño, sin que una cuadrilla se movilizara hasta el sector. https://youtu.be/_PiJ3O2cX70