Cargando contenido

RCN Radio estuvo en Fundación, donde visitó la casa de la familia de la niña que fue asesinada por Adolfo Enrique Arrieta.

Casa de la familia de la menor de 9 años asesinada en Fundación.
RCN Radio - Santa Marta - Nixon Carvajal.

La señora Yeimmi Vizcaíno de Rúa no termina de aceptar una realidad inevitable: el hecho de saber que su amada hija no estará más con ella. “Cada vez que me levanto siento tristeza y angustia al ver que mi hija ya no está”.

En la terraza de su humilde vivienda del barrio El Porvenir, que con mucho esfuerzo levantó junto con su esposo Benjamín, la joven mujer hace un esfuerzo, para rescatar las mejores memorias de su pequeña Génesis, aferrándose a la fe y a la fortaleza espiritual para avanzar en la vida con el resto de su familia.

“Yo le pido a ella que me dé fuerza para luchar por sus hermanitos, porque ellos todavía necesitan de mí; que me dé todas las fuerzas para seguir adelante”, expresa la mujer.

Vea también: Así puede actuar la mente de un asesino de niños

De Génesis, su madre resalta el profundo sentido de pertenencia que en todo momento la acompañó y la gracia de haber sido muy apreciada en la comunidad.

Mi hija por aquí todo mundo la quería, ella se daba a querer, era una niña que no era grosera y en estas casas la pasaba jugando, los vecinos saben que así era ella, era muy querida”, recalcó la madre.

El inesperado golpe al corazón que le dio el destino la tarde del pasado viernes, acabó también con sus sueños de tener en la familia a una posible estrella de fútbol.

Génesis no quería ser doctora ni reina de belleza como su padre le pedía, ella quería ser una reconocida futbolista. Ella no me pedía una muñeca, sino un balón, un uniforme y unos tacos; quería unos tacos, pero a mí me daba rabia y no se los compré, a cada rato me lo pedía pero yo le decía que no”, agregó.

Para Génesis la estrella de fútbol a seguir era el volante chileno del Barcelona, Arturo Vidal; era el jugador que más admiraba y su referente en el futuro, por el simple e inocente hecho de llevar su madre el mismo apellido materno.

Vea también: Insólita versión del abogado de Adolfo Arrieta, asesino de niña en Fundación

Sobre la felicidad que irradiaba entre los que tuvieron la fortuna de conocerla y disfrutaron de sus ocurrencias, según Yeimmi, su alegría es la mejor forma de recordarla.

Que la recuerden con alegría, que era muy alegre, con entusiasmo, aunque es doloroso”, aseguró.

En medio del dolor, la progenitora de la pequeña Génesis sacó fuerzas para enviar un mensaje a los padres. “El mensaje que yo les mando a todos es que cuiden a sus hijos, que no confíen en nadie, para que no les pase lo mismo que me ha pasado a mí, que confiándome de un simple vecino, mire todo lo que me hizo; no los descuiden, no los dejen solos”, compartió.

Yeimmi Vizcaíno Vidal confía en que la providencia fortalecerá su corazón y el de su familia para afrontar lo que se viene, ahora sin la pequeña Génesis. Sobre el hombre que le arrebató lo que más amaba solo pide una cosa, justicia.

Fuente

Servicio Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido