La propuesta fue hecha por Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá, para financiar la infraestructura vial cercana a las terminales.

Aeropuerto El Dorado
Aeropuerto el Dorado (Bogotá)
Foto: Colprensa

El Consejo Gremial en el departamento de Bolívar se mostró en desacuerdo con la iniciativa de imponer un nuevo tributo a los viajeros propuesta por el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, tras asegurar que la medida disminuiría el número de turistas que ingresan a  la ciudad de Cartagena.

El organismo recibió con preocupación la iniciativa de Peñalosa, que busca la creación de tasas aeroportuarias en la que turistas nacionales paguen 5 mil pesos y los extranjeros 5 dólares para financiar infraestructura vial cercana a las terminales aéreas, indicando que esto constituiría un atentado contra la competitividad del sector.

“Porque afecta la competitividad del país, le pedimos tener en cuenta que los reportes de la Organización mundial del turismo que considera que las tasas aeroportuarias más costosas del mundo se encuentran estipuladas en América Latina y está fuera de los estándares exigidos internacionalmente, explicó Patricia Galindo, directora ejecutiva del Consejo Gremial.  

Además, indicó que "Cartagena es una ciudad que reporta un crecimiento en número de viajeros que ingresan a la ciudad cada año y se vería afectada con ese nuevo tributo... por ejemplo, en 2017 se registró el ingreso de 326.571 internacionales que representa un incremento del 17% con respecto al año 2016. Una tendencia progresiva debido a la reducción la tasa de 92 dólares a 39 dólares como una estrategia de competitividad y los resultados fueron visibles”.

El Consejo Gremial de Bolívar no es la única voz de rechazo en Cartagena frente a esta propuesta, ya que la presidenta ejecutiva de Corporación de turismo de la ciudad, Zully Salazar Fuentes, dijo que iría en contra de la promoción del turismo y tendría un impacto negativo para el sector porque reduciría el número de visitantes. 

“Es una propuesta que si bien puede ser válida de cara a la necesidad de las capitales colombianas de obtener recursos para mejorar su infraestructura vial, riñe con los postulados internacionales y la tendencia actual a democratizar los viajes aéreos eliminando, antes que creando, impuestos de este tipo”, explicó Salazar Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido