Foto cortesía

Como en el tema musical, La Custodia de Badillo, del desaparecido Rafael Escalona, un ratero, al parecer, no muy honrado se llevó, la estatua de Santa Eduviges, a quien atribuyen milagros en el barrio El Pozón, ubicado en la zona suroriental de Cartagena. La imagen de bronce pesa alrededor de 100 kilos y un solo hombre cargó con ella desde la iglesia hasta un sitio enmontado, donde fue descubierta por niños del sector. A santa Eduviges se le atribuyen milagros como embarazos en mujeres infértiles y algunos aseguran que les ayudó a conseguir su casita. Las autoridades aún buscan al ratero honrado, que se llevó y agarró a golpes para vender por partes la estatua de Santa Eduviges, que ha permanecido por espacio de 17 años en la iglesia del sector.