El Tribunal Superior de Barranquilla rebajó de 39 a 20 años de prisión la pena que un juzgado de Soledad le impuso a Edgar Gómez, alias el Chamán, condenado por el crimen de la contadora Estrella Morales Pérez. La decisión ordena enviar al Chamán al Hospital Cari mental o el que autorice el Inpec. La joven contadora Estrella Morales Pérez fue convencida en el 2010 de participar en un ritual para exorcizar un espíritu que, supuestamente, le impedía conseguir empleo. El ritual, a cargo de un chamán, se practicó en casa de una tía de ella en Costa Hermosa de Soledad. El rito duró casi 72 horas durante este la joven fue sometida a vejámenes por parte de Gómez Romero. Durante el proceso la defensa del Chamán alegó que  Gómez Romero padecía de un trastorno bipolar desde los 18 años y que había sufrido un episodio psicótico.