El escultor, Oscar Noriega, es el encargado de la limpieza y restauración de la escultura de Miguel de Cervantes Saavedra, realizada por el desaparecido maestro, Héctor Lombana, con ocasión del lV Congreso de la Lengua Española en el 2007 en Cartagena.

    Dentro de las obras que se adelantan está la recuperación del mármol que estaba deteriorado y el mejoramiento del entorno.     Aseguró que tuvo que realizar nuevamente la pluma y el tintero de la escultura que por tercera vez, misteriosamente desapareció.     “El mármol estaba en un 70 por ciento desaparecido, la pluma y el tintero también se habían desaparecieron y se está haciendo una pátina general a toda la escultura. Tuvimos que hacer la pluma y el tintero completamente nuevas porque desaparecieron”.     El escultor Noriega, autor de esculturas como la del Joe Arroyo en Cartagena y Pambelé, en San Basilio de Palenque, tiene a cargo la restauración de varios monumentos deteriorados por el tiempo en Cartagena.