Diferentes de reacciones de rechazo generó  la muerte de 3 gatos que habrían sido envenenados en el tradicional parque de las Flores en el centro histórico de Cartagena.

Según el vendedor de Rosas, Alfonso Reyes por esta cruel acción llamada por muchos ciudadanos como "Gaticidio", un perro callejero, también estuvo a punto de morir.

Recordó que los felinos se habían convertido en un control biológico a la proliferación de ratas en ese sector de la ciudad.

“Personas aburridas cogieron y envenenaron a unos gaticos, 3 gatos que murieron y un perrito afortunadamente se salvo. Son gente que no saben vivir en comunidad, en unión”, dijo Reyes.

Señaló que este ataque de inescrupulosos contra los animales, pese a ser denunciado, no ha sido investigado por las autoridades.