Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Los hombres se encontraban a la deriva en el embalse El Guájaro.
Cortesía Alcaldía de Sabanalarga.

En medio de las condiciones climáticas adversas que se registraron este sábado en Atlántico, 16 pescadores que se encontraban a la deriva en el embalse el Guájaro, en el sur del departamento, fueron rescatados. 

Los hombres salieron en seis canoas a sus labores diarias, en medio de las fuertes lluvias y vientos que se presentaron por causa del paso de la tormenta Iota. 

Vea también: Cierran playas en Atlántico ante afectaciones por tormenta Iota

Luego de su desaparición, los familiares alertaron a la comunidad y el llamado fue atendido por el alcalde del municipio de Sabanalarga, Jorge Manotas, y los organismos de rescate. 

Según informaron las autoridades, con un personal abordo de una lancha rápida se logró concretar la misión, que empezó en las horas de la mañana y tardó más de ocho horas. 

"Fueron momentos difíciles los que vivimos en la ciénaga, cuando un viento fuerte llegó donde estábamos. Nos agarramos a las canoas, allí estuvimos por varias horas, sin probar comida", relató el pescador Jair Castro. 

Por su parte, el alcalde de Sabanalarga detalló el proceso que se vivió para poder rescatar a los hombres, quienes provienen del corregimiento de la Peña. 

"Fue duro el tema, por las condiciones atmosféricas y las intensas lluvias. Estuvimos por espacio de ocho horas al frente de la misión y logramos concretar la tarea de búsqueda con un parte positivo de los organismos de socorro, al lograr que retornaran a sus hogares sanos y salvos", señaló el alcalde Jorge Manotas.

Los pescadores fueron atendidos por el personal médico y afortunadamente se encuentran en buenas condiciones de salud.

Lea además: Emergencias en el Atlántico por paso de la tormenta Iota

Por otro lado, las autoridades de Sabanalarga informaron que el sistema de compuertas ubicado en inmediaciones del corregimiento de Porvenir, en jurisdicción de Manatí (Atlántico), fue cerrado en su totalidad.

Así mismo, se ejerció cierre y control de las seis compuertas ubicadas en Villa Rosa, corregimiento de Repelón. 

De acuerdo con el mandatario Manotas, la medida fue tomada con el fin de mitigar el riesgo de inundaciones en cientos de hogares, principalmente en la poblaciones de La Peña y Aguada de Pablo. 

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.