Los restos de San Pedro Claver, el sacerdote Jesuita considerado como el defensor de los esclavos han permanecido desde el año 1654 en la iglesia que tienen el mismo nombre. Con la llegada del Papa Francisco a Cartagena, las autoridades eclesiásticas estudian la posibilidad de trasladar este monumento al lugar donde el sumo pontífice celebre su eucaristía. De acuerdo al padre Jorge Camacho, director del Santuario San Pedro Claver, la única vez que se abrió el féretro con los restos del santo fue durante la visita del papa Juan Pablo II en el año de 1986. “Se han mantenido los restos en el altar de la iglesia, la última vez que se abrió la urna fue con la venida del Papa Francisco en el año de 1986 y esperamos que ahora con la venida del papa Francisco vuelvan a salir los restos de San Pedro Claver”, manifestó Camacho. Actualmente se adelantan labores para que el cofre de madera donde permanecen estos restos, sean restaurado y puedan ser llevados al lugar donde el papa Francisco oficie la eucaristía. "Tenemos que restaurar la urna donde se encuentran los restos, mientras hacemos todas las cosas para que puedan salir de la iglesia. El papa viene a Cartagena a celebrar la fiesta de San Pedro Claver y el día de los derechos humanos en el país. Los restos tienen más el carácter simbólico de la presencia del santo y por eso queremos que donde se celebre la eucaristía estén los restos ese día”, añadió, Se debe recordar que ya estos restos fueron llevados por diferentes barrios de Cartagena por primera vez en el año de 1954, cuando se cumplieron 300 años de la muerte de San Pedro Claver y saldrían por segunda vez del santuario este próximo 10 de septiembre.