El subsecretario de gestión del riesgo, Edison Palma confirmó que la onda de tsunami que pasó por el departamento del Magdalena el pasado miércoles también impactó las playas del departamento de Atlántico, sobretodo en las playas de Pradomar y Salgar, en donde el fenómeno destruyó 25 casetas.

El comandante del cuerpo de Bomberos de Puerto Colombia, capitán Gonzalo Restrepo, además declaró que desde tempranas horas de ese día, se subió el nivel del mar y afectó algunos proveedores turísticos, por lo que junto a otras autoridades tomaron la decisión de cerrar parcialmente 4 playas mientras se encuentra una solución a los afectados.

El próximo martes, la Gobernación del Atlántico tendrá  un control departamental de gestión de desastre y analizarán la situación de las playas del Atlántico para determinar como se podrá apoyar a las familias que perdieron sus medios de sustento.

Finalmente, Palma aseguró que en principio se está buscando que sean incluidos en los programas de emprendimiento y en proyectos de fortalecimiento en el turismo de la Secretaría de Desarrollo.