Cargando contenido

Moisés Díaz murió en un accidente vial, al igual que el Gran Martín Elías.

Norte de Barranquilla
Foto - cortesía

Las autoridades avanzan en el proceso de investigación que busca esclarecer las causas del accidente automovilístico que costó la vida del joven, Moisés Díaz González, hijo del recordado cantautor vallenato, Diomedes Díaz, ocurrido la noche del jueves al norte de la ciudad de Barranquilla.

El hecho se registró en la calle 93 con carrera 49C en momentos en que el joven se movilizaba al interior de un vehículo particular marca Chevrolet Spark, color rojo de placas JGN-890.

De acuerdo a la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía Metropolitana de Barranquilla, el hecho se pudo presentar por exceso de velocidad que llevaba el vehículo al momento de colisionar con un poste de energía.

El Coronel John Mirque, comandante de la Policía de Tránsito, entregó reporte del hecho.

Según el jefe de movilidad del distrito, “de acuerdo a la dinámica del accidente se puede manejar como hipótesis un posible exceso de velocidad que generó la pérdida de control del vehículo tipo Spark Life, en el que la persona se desplazaba”, indicó el alto oficial.

Una vez se presentó el hecho, miembros de la Policía Nacional llegaron al sitio del siniestro para adelantar el procedimiento de inspección técnica y levantamiento del cadáver.

La recuperación del cuerpo fue una actividad que tomó tiempo y despliegue técnico y humano por parte de unidades del Cuerpo de Bomberos de Barranquilla que llegaron al lugar del impacto.

El capitán Jaime Pérez, comandante de la institución entregó detalles del trabajo adelantado para extraer el cuerpo de la víctima dentro de los hierros retorcidos del automotor, en acción coordinada con el CTI de la Fiscalía y la Policía.

“Una vez los paramédicos valoraron que el joven ya había fallecido, se hizo un trabajo de intervención con un equipo de maniobra vehícular que tiene unas tijeras, con el cual se pudo sacar el cadáver”, indicó el oficial.

Durante el día los familiares de la víctima se encontraban en la sede de Medicina Legal esperando la entrega del cuerpo para darle cristiana sepultura.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido