Un insólito caso de intolerancia se presentó en el municipio de Turbaco, ubicado al norte del departamento de Bolívar.

Una discusión entre dos vecinas, llevó a una de estas a arrojarle agua caliente a la otra, obligando a que la agredida fuera trasladada a un centro asistencial.

La afectada, de 36 años de edad, sufrió quemaduras de segundo grado en sus piernas, como consecuencia del hecho.

"Una pareja de esposos le lanzó una olla de agua caliente a una vecina, donde el agua le cae en las piernas que le ocasionan quemaduras de segundo grado", expresó el coronel Juan Carlos Rivera, comandante operativo de la Policía Metropolitana de Cartagena.

Los agresores se encuentra en proceso de judicialización y serán presentados ante un Juez de Control de Garantías, que definirá su situación judicial. La pareja deberá responder por el delito de lesiones personales.