Cargando contenido

Los menores fueron retenidos por una hora y dicen que no quieren volver al colegio.

Delincuentes dejaron abandonado el vehículo por no poder manejarlo, 15 estudiantes fueron amordazados
Cortesía Relaturg

Tres hombres fuertemente armados  y encapuchados interceptaron un vehículo de transporte escolar en zona rural de Riohacha, cuando llevaba de regreso a sus casas a 15 estudiantes de la institución educativa agropecuaria Tomarazón. 

Según el rector del colegio, Denzil Barros,  los hombres interceptaron el vehículo frente a la vereda San Pablo en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, luego de intimidar al conductor y subirlo a la parte trasera del vehículo, los delincuentes avanzaron un tramo con los menores dentro, causándoles momentos de angustia. 

Minutos después los hombres bajaron del vehículo a estudiantes, conductor y ayudante, los amordazaron y los intimidaron con la orden de permanecer en medio del monte por una hora, de los contrario les dispararían. 

Le puede interesar: Un rayo mató a docente en la Alta Guajira

Pero la situación no paro allí, los atracadores debieron regresar al lugar donde habían dejado a los menores y al conductor del vehículo por que no podían conducir el automotor para poder huir de la zona.

"Al poco rato regresaron a preguntar al conductor por la otra llave por que la que tenían no servía, este les indicó que estaba dañada".
 
Siguió transcurriendo el tiempo y uno de los menores incumpliendo la orden decidió asomarse para verificar sí  los hombres armados se encontraban cerca, al ver que  no estaban dio aviso a sus otros compañeritos y junto al conductor buscaron ayuda en una de las fincas cercanas.

"Todos caminaron hasta la vereda La Gloria, en el recorrido encontraron una finca donde les prestaron un teléfono y allí pudieron llamar a sus familiares",  aclaró Denzil Barros rector de la institución educativa. 

Por su parte la empresa Relaturg contratista del transporte escolar de inmediato desplegó un operativo de rescate de los menores junto a sus familiares, donde pidieron presencia no solo de las autoridades sino del Icbf, Defensoría del Pueblo, Procuraduría, Policía de Infancia y Adolescencia, ante la vulneración de los derechos de los menores. 

A su turno, los directivos educativos interpusieron una denuncia ante las autoridades y solicitaron al Ejército  y a la Policía Nacional acompañamiento para que estos hechos no vuelvan a suceder. 

"Los más afectados son los menores quienes no quieren regresar  a clases por temor a ser nuevamente víctima de los antisociales y lo peor que puedan hacerles daño, hecho que tiene preocupado a la comunidad educativa", dijo uno de los padres de familia.

Ahora se hará un acompañamiento para que los menores recuperen la confianza y la tranquilidad "se espera en las próximas horas reunirnos con los padres de familia y la comunidad quienes avalaron  el vehículo para transporte, escolar por lo que se hará un trabajo conjunto para generar confianza a los pequeños", indicó Grisela Monroy gerente administradora temporal de educación en el distrito de Riohacha. 

También llegará un equipo de ayuda psicosocial a la zona para fortalecer la tranquilidad de la comunidad,  los delincuentes al finalizar la tarde de este miércoles dejaron abandonado el vehículo y dejaron una nota explicando que  "por el mal estado de las vías terciarias y diversas lomas en la zona las cuales no dieron para conducir el carro".  

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido