Cargando contenido

Samarios expresan su preocupación por la dificultad para conseguir agua en la ciudad.

Samarios se abastecen de agua
Nixon Carvajal

Una vez más la problemática de desabastecimiento de agua originada por la fuerte sequía de principios de año, está generando graves afectaciones en diversos sectores de la ciudad de Santa Marta.

La escasez de agua en la actual temporada de verano está impactando negativamente a más de 180 barrios del área metropolitana de la capital del Magdalena, así como sectores periféricos, generando mayores complicaciones para la población establecida en los barrios populares de la ciudad.

Lea másSamarios protestan por falta de agua en la ciudad

En barrios tradicionales como Bastidas, La Lucha, San Jorge, El Cundí, María Eugenia y Gaira, entre otros, la población no resiste un día más sin agua potable para abastecer las necesidades básicas.

Los residentes aseguran que la problemática es insostenible por lo que hacen un llamado a las autoridades para contrarrestar definitivamente la situación. Aura Garcia, madre soltera y vendedora ambulante asegura que este es un problema de toda la vida.

“Desde hace mucho tiempo yo en un carreta transporto el agua; nos colocaron un tanque y nos lo quitaron y desde hace rato el tanque no lo ponen; el agua tengo que comprarla a mil pesos la pimpina”, explicó la residente de San Jorge.

A su vez, Sandra Padilla, con catorce años de residir en el sector de El Cundí, explica las inclemencias que tiene que vivir con sus pequeños hijos para proveerse del vital líquido. “La problemática del agua siempre ha estado; ahora mismo nos abastecemos de un pozo subterráneo en el que el agua es de baja calidad, cuando no tenemos la compramos en la tienda que viene en pacas por dos mil pesos, eso sí, los recibos vienen puntuales a pesar de que nos toca comprar agua”, indicó la ciudadana.

El servicio de agua se interrumpe con frecuencia y para el bombeo algunas veces hay que esperar de quince a veinte días. Por su parte, la gerente de la empresa Essmar, Ingrid Aguirre, compartió cifras sobre la realidad del problema y el alcance de suministro del líquido en la ciudad.

“Estamos presentando un Fenómeno de El Niño bastante intenso como lo había dicho el Ideam; los caudales están teniendo un comportamiento de 550 litros por segundo, cuando la ciudad amerita, 2.500 litros por segundo, para abastecer a los 500 mil habitantes que viven en ella y los turistas que llegan”, explicó la funcionaria.

Ante la inminente llegada de la Semana Santa, el gremio de hoteleros expresó su preocupación por las posibles afectaciones al sector con la llegada de turistas al destino local.

Omar García, presidente ejecutivo de Cotelco, capítulo Caribe, manifestó la inquietud del sector por la urgencia, por lo que pide la intervención de la autoridad.“En la industria hotelera también tenemos inconveniente, tanto así que hoy día tenemos que comprar carrotanques, con el problema de no saber de dónde traen esa agua y esperar mucho tiempo para recibir ese servicio; es una urgencia que le pedimos al distrito de Santa Marta y a Essmar de hacer un plan de contingencia”, señaló el representante del gremio hotelero en Santa Marta.

Siga leyendoAcuerdan construcción de once pozos para mitigar temporada de sequía en Santa Marta

La directora ejecutiva de Fenalco Santa Marta, Angélica Silva, expresó la preocupación del gremio empresarial de la ciudad. “El sector formal y organizado manifestamos nuestra preocupación frente a la problemática de agua que tiene en este momento la ciudad, que es una realidad visible; lo que hacemos es un llamado muy respetuoso a la autoridad para que se puedan dar las garantías y una asesoría clara a los empresarios, sobre qué medidas pueden tomar para el abastecimiento del agua”, afirmó la ejecutiva.

La población reclama atención inmediata y solución definitiva a la calamidad manifiesta.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido