Estelita Durán Escalona quien hace parte del grupo de personas que elaboraron el documento que fue presentado en la Unesco para que el vallenato sea considerado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad señala que hoy lo que suena es música con acordeón no música vallenata.

“Cuando se escucha la música actual no se puede ubicar como un paseo, como un merengue, como un son o como una puya. Cuando no se puede hacer eso ya no es vallenato porque solamente es vallenato uno de estos cuatro ritmos. Además se ha perdido ese lenguaje auténtico, característico, costumbrista, poético del vallenato”, indicó.

Otro experto en el folclor de esta región es el periodista Luís Mendoza Sierra. También señala lo que está en riesgo en la música vallenata: “Hay un cúmulo de obras de letras, de melodías, de costumbres de esa manifestación folclórica que se han ido perdiendo, qué están desapareciendo porque como lo entiende la Unesco y lo entendemos todos no existe una estrategia para la recuperación, para la organización y para la conservación del vallenato auténtico”.

En cuanto a la evolución que se dice ha existido en el vallenato desde los tiempos de los juglares, afirmó: Hay que avanzar pero no se puede alterar. ¿Qué está ocurriendo? Las nuevas generaciones que están haciendo nuevas fusiones, nuevas mezclas, ahora tienen un afán con el reggaeton, con la salsa y eso va alterando la pureza misma del folclor”.

Son 35 líneas de investigación que fueron presentadas en el documento que permitió la declaratoria de la música vallenata como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Ahora se espera el desarrollo de estos proyectos para la preservación de manifestación cultural.