Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Capturados por delitos informáticos.
Cortesía Policía Metropolitana de Barranquilla.

Gran asombro ha provocado en Barranquilla la historia de una mujer que se hizo pasar por domiciliaria, con el fin de ubicar a los delincuentes que le habían hackeado su cuenta de Rappi, para luego entregarlos a las autoridades. 

Según información entregada por la Policía Metropolitana de Barranquilla, sujetos inescrupulosos habían hecho varios pedidos a su nombre entre comidas, bebidas y otros artículos, por una cifra que ascendería a más de un millón de pesos. 

También le puede interesar: Se hizo pasar por feligrés para robar una iglesia en Barranquilla

Ante esta situación, la mujer decidió disfrazarse de domiciliaria de esta empresa, para así entregar un pedido a la dirección donde residían quienes la suplantaban. 

"Los hechos se lograron cuando los uniformados se encontraban realizando labores de patrullaje, sobre la carrera 34 con calle 70c en el barrio Olaya, momentos en los que se acerca una mujer manifestándonos que había sido objeto de hurto por medio informático", indicó el reporte de la Policía. 

"Ella se hizo pasar por funcionaria para entregar un domicilio y la persona que lo recibió se identificó con su nombre, como si  fuera la titular de la cuenta. Por esto, en compañía de sus hermanos, entró al domicilio de forma alterada y se encontró con la sorpresa de que estas personas tenían una oficina donde realizaban estas operaciones", se agregó. 

Las autoridades les solicitaron sus documentos a estas personas, quienes se identificaron como Hilari Melisa Carpio Rodríguez, Henry Bermúdez Camargo y Enyelber Caro Vellojin. 

Vea además: Decretan toque de queda para el día de las velitas en Barranquilla

"Al ver que se encontraban en una conducta punible, se procede a leerles los derechos que tienen como personas capturadas, por hurto mediante delitos informáticos", señaló el reporte. 

La Policía Nacional invitó a denunciar cualquier hecho sospechoso a la línea única de emergencias 123, y/o a los números de los cuadrantes de cada sector de la ciudad.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.