Como un paso trascendental frente a la lucha contra la discriminación y el racismo en Cartagena fue calificada por Rafael Escallón, director de la Fundación Roztro, la iniciativa que se presentó en el Concejo Distrital para que la Alcaldía Mayor declare la Champeta como Patrimonio Inmaterial de La Heroica. Escallón, quien a través de la organización que representa realizó a finales de mayo con el apoyo de ciudadanos y gestores culturales un acto simbólico en la que declaró a la champeta como patrimonio inmaterial de Cartagena, manifestó que con esta disposición del Concejo Distrital no se busca reconocer un género musical sino un modo y estilo de vida que está arraigado en los sectores populares de la ciudad. "Para algunos es polémico que la champeta sea patrimonio cuando es algo tan sencillo de entender: se está declarando patrimonio una forma de ser del cartagenero popular porque la champeta no es solamente un género musical sino una forma de ser que se expresa a través de la danza, la música cantada, pero también de la cuentería, la forma de hablar, la forma de ser", expresó. Y agregó: "Por muchos años discriminaron y aún ahora nos discriman por la forma popular de ser en Cartagena, ya es hora de no discriminar la cultura popular en Cartagena que incluye el picó, sino es tiempo de reeplantearnos, examinarnos y de estudiarnos para poder valorar nuestra dignidad como humanos y esta manifestación que hizo el Concejo es positiva porque comienza a haber un cambio de paradigma". Indicó que en años anteriores, desde el Concejo de Cartagena se presentó un Proyecto de Acuerdo para realizar esa misma declaratoria. Sin embargo, explicó que la iniciativa no prosperó porque para ello se requería que existiera el Consejo Distrital de Patrimonio y Cultura, órgano facultado para realizar este tipo de pronunciamientos. “Ahora es el Consejo Patrimonial el que tiene la autorización para poder examinar los documentos históricos y poder examinar todas las instancias y poder declarar o no patrimonio, cualquier fenómeno cultural de Cartagena; el Concejo deberá tener la reglamentación de este patrimonio después de haber sido declarado, es decir, que el Concejo tiene la obligación de normatizar la salvaguarda del patrimonio ya declarado como la democratización de la música para acabar con los monopolios, la protección de la danza ancestral o la protección de los jóvenes que están en situación de vulnerabilidad y que pueden ser sacados de esa situación a través de la champeta, es decir, todos los mecanismos para que la champeta sea protegida”puntualizó. El director de la Fundación Roztro, agregó que con la creación de esta instancia se puede, después de tantas luchas por parte de los sectores culturales de la ciudad, que la champeta tenga el estatus real que se merece dentro de la sociedad cartagenera. "El Concejo Distrital tiene la obligación a través de un debate de reglamentar la salvaguarda, es decir, los mecanismos que va a tener el Estado Colombiano, en este caso Cartagena, para proteger el patrimonio, pero la declaratoria simbólica la hace es el Consejo Patrimonial. Entonces, el Concejo lo que tienen que hacer es un acuerdo con la sociedad civil, la Alcaldía que en este caso es Ipcc para que se declare la champeta patrimonio y de manera inmediata el Concejo muestre su plan de salvaguardia de ese patrimonio, que es su obligación", detalló. Para que el Consejo Distrital de Patrimonio y Cultura haga la declaratoria y posteriormente se comience en el Concejo de Cartagena el trámite normativo sobre la protección de la champeta, la Fundación Roztro presentará un documento académico y las firmas ciudadanas que se recolectaron en el acto público realizado el pasado mes para que de esta manera la champeta sea reconocida como lo que es: Patrimonio Inmaterial de Cartagena.