Cargando contenido

Hacen llamado al Ministerio de Agricultura para que envíe alimentos que ayuden a mitigar el hambre del ganado.

Los municipios costeros son los màs afectados.
El verano se siente con mayor intensidad en los municipios ubicados en la marguen izquierda del rìo Sinú.
Foto/Archivo.

La sequía no solo ha ocasionado desabastecimiento de agua en 20 municipios de Córdoba, también  ha provocado estragos en el sector ganadero del departamento.

En la zona rural de Montería, unas 12 reses de propiedad de pequeños ganaderos murieron porque el fuerte verano acabó con el pasto y escasean los alimentos.

Alfredo Ceballos, dirigente comunal de la margen izquierda del río Sinú, explicó que los casos se presentaron en los corregimientos de Morindó Santodomingo, Morindó Dos Bocas y Morindó Santa Fe.

El ganado está débil porque no hay agua en los estancos, pozos y represas; no hay alimentos, por tal razón pedimos ayuda a la Gobernación de Córdoba”, explicó el dirigente comunal.

Otra de las afectaciones del gremio ganadero en el departamento es la disminución en la producción lechera  provocando el aumento de la libra de queso que pasó de $5.000 a $8.500.

La situación más crítica se presenta en las poblaciones cercanas a los municipios ubicados en la zona costera, medio y bajo Sinú.

Al respecto, Alfredo García, presidente de Ganacor y de la Nueva Federación Ganadera, dijo que no hay un dato oficial del número de reses muertas en la región.

El dirigente gremial alertó porque la escases de pasto se empieza a notar y esto conlleva a la muerte de muchos animales, si no se toman las medidas y respectivas ayudas para el pequeño productor.

Los municipios con calamidad pública que recibieron ayuda con agua transportada en carrotanques son Chimá, San Pelayo, Cereté, San Carlos, Canalete  Los Córdobas y Montería.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido