La Defensora del Pueblo en Bolívar, Irina Junieles, informó a RCN La Radio que habitantes de la comunidades rurales de San Jacinto y de la zona baja del Carmen de Bolívar, estarían migrando hacia las cabeceras municipales como consecuencia de la sequía.



Según la representante del Ministerio Público, las escasas lluvias que se han presentando en estas poblaciones en los últimos tres años, han agravado el acceso al agua donde los campesinos de la zona, están reportando pérdidas económicas por cuenta de las afectaciones que registran los cultivos; sumado a que no pueden conseguir el liquido para sus actividades domesticas.

"En este momento, en la zona baja del Carmen logramos determinar 16 familias que han tenido que salir desplazadas por esta situación social, desde sus corregimientos como es el caso de una vereda, La Tolemaida, de donde han salido 6 familias hacia la cabecera municipal porque no cuentan con los recursos mínimos de subsistencia, ni tienen agua potable para sobrevivir", expresó.

La Defensora espera que en la próxima semana, en una reunión en la que estarán el Ministro de Agricultura y Desarrollo Sostenible, Aurelio Iragorri, y el director de Incoder, Rey Ariel Borbón, se tomen decisiones que impliquen soluciones de fondo para que las comunidades rurales tengan acceso a agua potable.

"Para la coyuntura también estamos pidiendo a la Unidad para las Víctimas, acelerar el proceso de ayudas humanitarias a las familias víctimas del conflicto que se encuentran en esta situación", dijo Junieles.