Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Referencia de proyectil: Bala perdida
Varios disparos recibió el operador turístico, quien cayó al piso mientras sus presuntos sicarios huyeron
Archivo

La tranquilidad que se respiraba en el sector de El Campito en Bocagrande se vio empañada por los disparos y los gritos de auxilio que se escucharon este martes 7 de noviembre.

Se conoció que dos hombres en un carro particular llegaron hasta este lugar, ubicado cerca del Nuevo Hospital de Bocagrande, vieron a su víctima, quien sería un operador turístico, y de inmediato accionaron su arma de fuego.

Lea aquí: Desbordamiento del río Ranchería dejó más de 1.000 damnificados

Varios disparos recibió el operador turístico, quien cayó al piso mientras sus presuntos sicarios huyeron, al parecer, en una lancha. Las demás personas que estaban en el lugar, cargaron en brazos al herido y lo llevaron corriendo hasta la sala de urgencias del hospital, donde su pronóstico de salud es reservado.

A través de un plan candado, la Policía Metropolitana de Cartagena y la Armada de Colombia buscan por vía marítima y por tierra a los implicados en este ataque sicarial.

Le puede interesar: Mujer se ahogó en medio de celebración de cumpleaños en río Guatapurí

Además, realizan operativos en muelles de El Bosque y en las islas de Tierrabomba y Barú. De la víctima de este atentado ocurrido esta tarde se conoció que le dicen ‘el Viejo’, que sería lanchero y que es nativo de Tierrabomba.

Rechazo

Ante este nuevo ataque sicarial, los miembros de la Junta de Acción Comunal de Bocagrande se pronunciaron a través de un comunicado de prensa y explicaron que "cuando las autoridades no son efectivas, no se pueden prevenir casos como el sicariato presentado hoy”.

Además, señalaron que este es el segundo hecho que se presenta en el barrio en lo que va del año, por lo que exigen a la Policía Nacional, Alcaldía Distrital y Armada Nacional que tomen medidas de seguridad y se ejecuten controles más estrictos que realmente le garanticen a la ciudadanía condiciones de seguridad. 

De interés: 

"Pese a que en Bocala se encuentran una estación de Policía, dos CAI y una base de la Armada, los controles de seguridad y presencia de la fuerza pública no se traducen en reales disminuciones del delito. La JAC de Bocagrande ya había advertido a la Alcaldía de Cartagena de la necesidad de controlar y desmontar el embarcadero ilegal e irregular que está detrás del Hospital de Bocagrande, toda vez que esta zona, sin control de las autoridades, puede representar un riesgo para la seguridad del barrio", se señaló.

Sostuvo el comunicado que, "sin embargo, pese a que se dispuso con recursos propios de una carpa, la Alcaldía instaló el Puesto de Mando Unificado (PMU) para abordar esta problemática, pero no se logro ningún resultado. Según reportes oficiales, el autor de este hecho delictivo huyó en una embarcación".

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.