Cargando contenido

Los indígenas confían que el juez que negó una acción de tutela, ahora revise la jurisprudencia para evitar su desalojo. 

Entre el 20 y 21 de febrero se tiene previsto el desalojo del Cabildo Menor Indígena Zenú asentado en la vereda de Membrillal de Cartagena, luego que un juez aplazara esa diligencia mientras las autoridades encontraran un nuevo sitio para esta población de especial protección, sin embargo la alcaldía y la gobernación no han determinado el terreno de similares condiciones para su traslado. 

Son 18 años los que la comunidad indígena ha estado en ese terreno en búsqueda de una reparación adecuada.

Roger Suárez, capitán del cabildo, señaló que la voluntad de las autoridades es mínima, “si realmente hubiese una voluntad inmediata de buscar una solución de fondo a la situación de nosotros ya se hubiesen reunido estos dos entes territoriales para buscar un predio, pero no hemos sentido voluntad” 

El pasado 13 de febrero, el cabildo presentó una acción de tutela para frenar el desalojo y aunque fue negada por un juez, los indígenas confían que la decisión sea reversada “tenemos esa esperanza que el juez va a revisar la tutela y tendrá en cuenta la jurisprudencia en la protección indígena y víctimas del conflicto armado mientras se tenga una ruta la atención”

Según la Unidad de Víctimas, ese nuevo espacio sería seleccionado antes de finalizar el año 2018. Luisa Margarita Gil, coordinadora nacional de retornos y reubicaciones de la entidad, señaló que la Alcaldía de Cartagena y la Gobernación de Bolívar deberán buscar cuanto antes qué terrenos están disponibles para la Agencia Nacional de Tierras pueda comprarlo. 

La directora Territorial de Bolívar de la Unidad para las Víctimas, Mileidy Galeano Paz, señaló que la ayuda humanitaria continuará una vez se tenga el nuevo lote que garantice los derechos de la población indígena, hasta el momento se han destinado 214 millones de pesos. 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido