Un extraño fenómeno se presentó esta tarde en la playa de El Rodadero en Santa Marta cuando una repentina ola de gran tamaño inundó la orilla del balneario mojando a los turistas que disfrutaban de una jornada de baño en el sector.

El hecho sucedió en cuestión de segundos cuando los bañistas se vieron sorprendidos por el nivel del agua que se elevó al punto de entrar en las carpas, hasta tocar los bordillos separadores de la arena y la calle, causando temor en algunos.

La fuerza del agua de mar entró a la orilla arrastrando consigo, toallas, zapatos y pertenencias de gran cantidad de incautos turistas, que no daban crédito a lo que estaban observando y quienes por esta temporada de inicio de año, llegan de  forma masiva al balneario.

En el hecho no se presentaron personas heridas por el ingreso del agua, tan solo el susto que produjo el oleaje.

Según especialistas en el tema, el singular hecho es el resultado del frente frío que por estos días causa un efecto especial en la zona litoral Caribe, generando un mar de fondo con alturas entre 1 y 2 metros de altitud.