Cargando contenido

Foto: cortesía Unidad de Víctimas.



La directora nacional de la Unidad para las Victimas, Yolanda Pinto de Gaviria, lideró en el municipio de El Carmen de Bolívar una jornada de entrega de indemnizaciones a víctimas del conflicto.

Los beneficiarios corresponden a familias que fueron afectadas por las acciones que protagonizaron los bloques Catatumbo, Norte, Montes de María y Córdoba de las extintas Autodefensas Unidas de Colombia.

En el evento, que tuvo lugar en el polideportivo de este municipio de Bolívar, se dieron cita pobladores no sólo de este departamento sino de Magdalena, Sucre y Cesar.

Allí, la Unidad para las Victimas entregó indemnizaciones que en su conjunto representan más de $27.000 millones, a 1650 víctimas reconocidas en la sentencia proferida por el Tribunal Superior de Bogotá en contra de los postulados Salvatore Mancuso Gómez, Edgar Ignacio Fierro Flores, Jorge Ivan Laverde Zapata y otros integrantes de las AUC.

Al dirigirse a los asistentes de la jornada, Pinto de Gaviria se dejó ver muy emotiva no sólo por los hechos que acontecieron en esta zona del país, sino porque como los allí presentes, ella también sabe lo que significó la violencia para muchas familias colombiana.

La nueva directora de la Unidad de Víctimas es la viuda del exgobernador de Antioquia, Guillermo Gaviria Correa, que murió en un intento de rescate en el año 2003, tras ser secuestro por las Farc.

"Yo como ustedes, soy una víctima. Yo no vi la guerra por televisión, la viví en carne propia. Permítanme contarles que soy la viuda del exgobernador de Antioquia que las Farc secuestro y asesinó y hoy estoy aquí, al frente de la entidad más importante de todos los colombianos en estos momentos", afirmó.

Durante el acto público, se produjo un momento curioso. Cuando Pinto de Gaviria continuaba su intervención se escuchó un ruido, similar a un disparo que no fue más que un globo que se explotó, situación que la funcionaria respondió entre risas al decir: "Menos mal y el conflicto se acabó ".

Superado este momento, la directora nacional de la Unidad para las Víctimas afirmó que las indemnizaciones que se entregaron no son ningún lujo, sino que es un deber como parte del proceso de reparación que desde el Gobierno Nacional se vienen realizando en virtud de la Ley 1448 de 2011.

"Si bien la plata no nos devuelve a nuestros seres queridos, ni el lugar donde vivían felices, no nos quita todo ese daño que nos hicieron los que usaron la violencia de forma equivocada e injusta, si contribuye a aliviar en algo la situación que presentan las víctimas", dijo.

La jornada de entrega de indemnizaciones contó también con la participación del alcalde municipal, Rafael Gallo; la coordinadora del fondo de reparación, Mabel Monrroy; el representante de las víctimas en el departamento, Luis Barrios; y Eliecer Martinez, de la gobernación de Bolívar.