La superintendencia de Salud intervino a la ESE Río Grande de la Magdalena que opera en el centro del departamento de Bolívar y presta la mayor parte de sus servicios en 16 centros médicos de Magangué. De manera preliminar se ha conocido que la medida se tomó tras hallarse anomalías con los estados financieros y administrativos de ese Hospital. El superintendente Delegado para las Medidas Especiales, Javier Villarreal, aseguró que de manera inexplicable hallaron deudas superiores a los 6 mil millones de pesos. “Desde hace un tiempo se presentaron algunas alarmas por parte de la Superintendencia con respecto a la información que estaba suministrando la ESE… Hay algo que en particular no se explica desde el punto de vista financiero. No se entiende como el hospital puede estar en una situación donde tiene una deuda cercana a los 6 mil millones de pesos y hace un año tenía una deuda cercana a los 4 mil millones de pesos, eso lo que está indicando es que hay un ejercicio deficitario y contable… Pero lo que preocupa a la Super es que esto va a terminar afectando a los usuarios de las zonas dispersas”, señaló Villareal. La ESE Río Grande de la Magdalena, atiende a más de 193 mil 906 usuarios en Magangué, los cuales se encuentran principalmente en zonas rurales. Según la superintendencia esta intervención será por el periodo de un año, en la cual no se afectará la atención a los pacientes. “No hay algún tipo de suspensión en la prestación del servicio. Si en este momento están arreglando alguna cosa que afecte la prestación mediante contratos, eso no va a pasar. La prioridad está en garantizar la atención”, añadió. Se debe señalar que este hospital tiene 6 obras en construcción en poblaciones rurales del centro de Bolívar.