Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Electricaribe
Archivo

El Gobierno Nacional entregó las llaves de Electricaribe a los nuevos operadores del servicio de energía eléctrica en la región Caribe. Estas empresas estarán bajo una vigilancia especial, por parte de la Superintendencia de Servicios Públicos, durante cuatro años. 

Se trata del Programa de Gestión de largo plazo, mediante el cual, se realizará labor especial de inspección y vigilancia al cumplimiento de las obligaciones de inversión, mejora de calidad del servicio y reducción de pérdidas de energía en los departamentos de la zona caribe. 

Más aquí: EPM llega al Caribe invirtiendo $4 billones en primeros años de operación

El organismo explicó que el programa se fundamenta en el seguimiento a ocho objetivos durante el periodo 2021-2025, relacionados con la calidad y continuidad del servicio, gestión de pérdidas y de riesgos eléctricos, atención a usuarios, normalización de redes y responsabilidad social empresarial.

“Con la firma del programa de gestión, que tendrá seguimientos trimestrales, haremos monitoreo a los indicadores de mejora progresiva que hemos definido para la zona de cobertura”, manifestó la superintendente de Servicios, Natasha Avendaño García. 

Tanto Aire como Afinia deberán mejorar los indicadores de duración y frecuencia de las interrupciones del servicio en los tres departamentos, reduciendo la afectación que hoy tienen los usuarios.

Además, se debe mejorar las condiciones de atención al usuario mediante la oportuna y pronta respuesta a las distintas reclamaciones de los usuarios; así como el desarrollo de herramientas digitales a su servicio en las oficinas de atención.

Información relacionada: Se 'enciende la luz' en el Caribe: arranca labores nuevo operador de energía

Otra de las obligaciones de los nuevos operadores es reducir el número de barrios clasificados como subnormales, así como el número de zonas de difícil gestión de cobro, mediante programas y campañas de gestión social en dichas comunidades. 

Finalmente, se establece que las empresas deberán ejecutar inversiones para recuperar pérdidas no técnicas y reducir, en un 10% anual, el número de usuarios sin medidores para que los clientes reciban el precio justo en su factura.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.