Foto: RCN Radio



Fuentes de la Superintendencia de Sociedades revelaron a RCN Radio que en días pasados el organismo adelantó unas visitas a las oficinas de la constructora Quiroz, encargada de construir los 16 edificios de apartamentos que según un estudio especializado, tendrían problemas estructurales, con el fin de evaluar su actuar en materia financiera y legal.

Según las fuentes, tras esta evaluación se descubrió que estos constructores creaban empresas unipersonales, es decir, "a través de personas naturales (no sociedades) para construir inmuebles y luego las liquidaban".

Además, las fuentes señalaron que por el momento no hay una investigación formal, ya que estas empresas no reportan sus estados financieros y por tanto no están sometidas a control del organismo.

-Decisión:

Esta revelación se da luego que la Superintendencia de Industria y Comercio ordenara, como medida cautelar, el embargo de bienes inmuebles de algunos de los constructores, fundamentalmente, los de propiedad de los hermanos Quiroz Ruiz, responsables de 16 edificios ubicados en Cartagena cuya evacuación fue decretada por las autoridades.

Los constructores cobijados con la medida son: Wilfran Quiroz Ruiz, Delís del Carmén Quiroz Ruiz, Luis Alfredo Quiroz Ruiz, María de las Nieves Quiroz Ruiz,Construmax SAS, Construcciones proyectos y desarrollo SAS, Emis Quiroz Ruiz, Juan Carlos Quiroz Ruiz y Dagoberto Quiroz Ruiz.

Igualmente, la Superindustria ordenó pagar un subsidio de arriendo temporal a los propietarios y arrendatarios de los apartamentos evacuados. El subsidio deberá ser equivalente al 1% del avalúo comercial de cada inmueble.

La suma ordenada deberá pagarse mensualmente a partir de la fecha de la evacuación del inmueble y hasta tanto permanezcan las condiciones que dieron origen a la presente orden, lo cual deberá someterse a lo que disponga esta Superintendencia.

Por último, la entidad señaló que en el caso de que los constructores incumplan su obligación de pagar los subsidios de arrendamiento, la Alcaldía de Cartagena, con fundamento en la declaratoria de calamidad pública, deberá asignar a los hogares de cada edificio un subsidio mensual de arriendo temporal de hasta 250 mil pesos mensuales.