Cargando contenido

La diligencia fue reprogramada para el tres de abril.

Proyecto Aquarela
Proyecto Aquarela.
RCN Radio

En las mismas instalaciones del proyecto Aquarela, ubicado en el barrio Torices de Cartagena, se desarrolló por cerca de 6 horas la audiencia policial en el marco del proceso que se adelanta por esta construcción que se encuentra a 200 metros del Castillo San Felipe de Barajas.

La diligencia que fue suspendida estuvo liderada por la inspectora de policía número 2, Paola Sernsa. También participaron representantes de la Procuraduría General de la Nación y de la Alcaldía de Cartagena.

Lucas Tamayo, representante de la constructora Calle 47, encargada del proyecto de Aquarela, manifestó que la suspensión de la diligencia se debió a unos requerimientos pendientes que debían entregar dependencias del Distrito frente al sellamiento de la obra el pasado 24 de octubre de 2017.

Indicó que el motivo de la audiencia, en donde se realizó una inspección ocular a la obra, buscaba verificar el cumplimiento que realizó el proyecto a disposiciones ordenadas por el Establecimiento Público Ambiental (Epa).

"Básicamente lo que se hizo fue una serie de cuestionarios respecto a los acontecimientos indicados en el acta de cierre del 24 de octubre y como estos requieren de una respuesta técnica por parte de los asistentes, como son Control Urbano, Procuraduría, Secretaria de Planeación, se suspendió la audiencia hasta el día 3 de abril", dijo.

Tamayo se reafirmó en su posición frente a la legalidad del proyecto, al tiempo que señaló que están a la espera de la decisión que tome Juzgado Décimo Administrativo del Circuito de Cartagena, donde actualmente se estudia una acción popular interpuesta por el Ministerio Público y Ministerio de Cultura.

Ante la posibilidad de que se ordene la demolición de la torre de 30 pisos que está en obra negra y que es una de las 5 estructuras que conforman el complejo residencial, el vocero de Aquarela afirmó que esa decisión se convertiría en un "detrimento patrimonial" que afectaría directamente a las familias que invirtieron sus ahorros en el proyecto.

El 24 de octubre del 2017, las autoridades en Cartagena sellaron las obras en Aquarela al detectarse incumplimientos en varios requerimientos establecidos en las normas urbanísticas.

Pocos días de tomada la decisión, el Juzgado Décimo Administrativo del Circuito de Cartagena decretó la suspensión, donde la medida que se mantiene en la actualidad.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido