Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Es evidente en sus pequeñas calles y casas el abandono que por años se ha visto en esta población
Adalis Medina

En el evento virtual llamado, 'Tasajera: contexto y reflexiones sobre una tragedia permanente', cinco expertos en diversas áreas del conocimiento, analizaron las causas sociales, ambientales, económicas y políticas de la tragedia en Tasajera, Magdalena. 

"Me ha sorprendido que en redes sociales se mencione a Tasajera como un pueblo maldito. Ojalá este espacio sirva para decirle a los colombianos que Tasajera no es un pueblo maldito, es una región que ha padecido los efectos de la pobreza y el abandono", dijo Rasine Ravelo, experto en planeación y docente de la Universidad del Magdalena.

En contexto: Aumentó a 28 el número de muertos de la tragedia de Tasajera

Sandra Vilardy, doctora en ecología y medio ambiente, expuso que la construcción de dos carreteras fue uno de los grandes males históricos del municipio de Pueblo Viejo, que cuenta con ocho corregimientos, entre ellos Tasajera, con una población de unos 31 mil habitantes.

Explicó que con la construcción de estas carreteras en el Magdalena, se cortó el flujo de agua dulce y salada, generando una falta de oxígeno y otros problemas ambientales que disminuyó la producción pesquera de la zona, lo que a su vez ocasionó una baja en los ingresos de sus habitantes. 

"Esta es una zona con una diversidad enorme. Diversidad en recursos, social, ecológica pero que se ha ido deteriorando por las malas decisiones, tomadas además, por el desconocimiento de la zona", dijo. 

Vilardy enfatizó en el "grave error" que cometieron algunos ciudadanos en redes sociales, opinando sobre la tragedia de Tasajera y "desconociendo lo que realmente pasa allí".

"Me ha sorprendido la falta de empatía que tienen porque esto no se puede mirarse solo como unas personas irresponsables, que cometieron un delito y murieron por ello. Esto hay que mirarlo de distintas maneras, teniendo en cuenta el abandono estatal, los actores armados, la corrupción de sus dirigentes, los problemas ambientales, que sumados, aumentan más la pobreza y disminuye la resiliencia de sus comunidades", mencionó. 

Lea además: Más de mil mercados se dañaron guardados en una oficina de Aguachica, Cesar

El profesor Sebastián Restrepo, de la  Facultad de Estudios Ambientales y Rurales en Universidad Javeriana, también se refirió a los problemas estructurales de Tasajara, afirmando que si no se atiende de manera integral a estas comunidades, "será muy difícil y seguiremos viendo más tragedias". 

Restrepo señaló además que la base de los problemas de Tasajera y otras comunidades aledañas a la Ciénaga, han sido la falta de acciones concretas para recuperar este ecosistema, que se está perdiendo por las malas decisiones administrativas, políticas y ambientales. 

Reseñó que en los años 90, se hizo todo un plan para recuperar la Ciénaga Grande de Santa Marta, incluso apoyado con dinero del Banco Mundial. Sin embargo, con la llegada del paramilitarismo a la zona en los 90, entre otras cosas, estos planes
quedaron en el limbo.

Justamente, Vilardy reiteró que la capacidad de resistir de Pueblo Viejo con Tasajera ha sido enorme. Añadió que, en este lugar, ha resistido la presencia de las guerrillas del ELN y las Farc, los grupos paramilitares, la corrupción de sus mandatarios y la pérdida de su riqueza ambiental.

Tasajera: contexto y reflexiones sobre una tragedia permanente
En un conversatorio virtual, cinco expertos de varias disciplinas analizaron la situación de fondo sobre lo ocurrido con Tasajera, Magdalena.
Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.