Cargando contenido



El Parque Nacional Tayrona tendrá una tercera temporada de receso que se cumplirá desde el 28 de enero al 28 de febrero de 2018, período durante el cual estará cerrado a los visitantes, con la finalidad de darle un descanso a los ecosistemas del área protegida.

La pausa denominada “Respira Tayrona” y “Silencio del Tayrona” está amparada en una resolución mediante la cual, “se ordena el cierre temporal y se prohíbe el ingreso de visitantes, la prestación de servicios ecoturísticos en el Parque y se toman otras determinaciones”. 

La suspensión se realizará en toda la jurisdicción del Parque comprendiendo zonas terrestres y marinas, desde el sector de Punta Venado hasta el río Piedras, incluyendo sectores como Granate, Isla Aguja, Bahía Concha, Palangana, Chengue, Playa del Amor, playa del Medio, Gayraca, Siete Olas, Neguanje, Playa del Muerto, Playa del Pozo, Cinto, Palmarito, Guachaquita, Playa Brava, Pueblito Chayrama, Boca del Saco, Playa del Medio, Cabo San Juan del Guía, La Piscina, La Piscinita, Arrecifes, La Gumarra, San Felipe, Cañaveral, Zaino, entre otros.

El director jefe del Parque Tayrona, Jefferson Rojas compartió los alcances de la medida.

“El principal objetivo de este cierre es el descanso de los ecosistemas que permite que todas las actividades que se están desarrollando en esta área protegida puedan hacerse más delante de mejor forma; es una posibilidad y una oportunidad para los valores, objeto de conservación, pero también para las personas que de una u otra manera se benefician del área protegida; la actividad como tal va a tener la participación de diversas entidades, especialmente las comunidades indígenas desde el punto de vista cultural; van a desarrollar una serie de pagamentos que permiten, a través de sus usos y costumbres, que se puedan recuperar muchas de las funciones de los ecosistemas”, indicó el funcionario.

Aparte de la intención espiritual que contiene el cierre, dentro de los rituales que van a desarrollar los cuatro grupos indígenas arraigados en el parque, kankuamos, Koguis, Arhuacos y Wiwas, el descanso del área protegida busca fortalecer las dinámicas de los ecosistemas, a través del monitoreo, la  investigación, la educación para el cuidado de la zona y la preservación del territorio, buscando beneficiar la fauna, flora y  fuentes hídricas.

El Parque Tayrona es una de las 14 áreas protegidas ubicadas en el Caribe Colombiano y la segunda más visitada de la Región, donde cada año llegan miles de turistas nacionales y viajeros procedentes de Argentina, Chile, Alemania, Estados Unidos, Francia, Holanda, Canadá, principalmente.