Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Termocandelaria acordó pagar en cinco años deudas con acreedores: exagente interventor

Foto: Cortesía Superservicios.



Javier Lastra, exagente interventor designado por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios en el proceso llevado a cabo a Termocandelaria, dijo a RCN Radio que la decisión de toma de posesión de la térmica por parte del ente de control deja balances positivos en materia de generación de energía por parte de la empresa que cubre el 4% de la demanda nacional.

Además de haberse mejorado la eficiencia energética a partir del aumento en la generación que se ubica en aproximadamente 4.200 megavatios/hora y que partir de esto se generaran unos excedentes de liquidez de alrededor de $50.400 millones, el funcionario precisó que para levantar la intervención se pactaron unos compromisos orientados a saldar la millonaria deuda que la térmica adquirió con sus acreedores, la cual se ubica en $176.000 millones.

"Se acordó pagar estos 176 mil millones de pesos en 60 meses contados a partir del segundo de haberse levantado la intervención de la Superservicios que fue el 15 de julio del presente año", expresó Lastra, quien indicó que el acuerdo llegado para saldar la deuda con los acreedores se realizó en virtud del Estatuto Orgánico Financiero.

Sostuvo que la deuda total de Termocandelaria se sitúan en $450.000 millones, la cual fue adquirida con diferentes entidades para poder mantener su operación en medio de la crisis que representó generar en medio del impacto de la sequía y el Fenómeno de El Niño.

"La deuda de la compañía, además de los 176 mil millones de pesos, corresponde también al pago de proveedores de combustibles por un valor cercano a los 6 millones de dólares, pago también a bancos a quienes prestaron para la compra de combustible alrededor de 5 mil millones de pesos y otros acreedores menores del sistema y proveedores entre otro y la deuda principal y la más importante es leasing, es decir, el arrendamiento que la compañía paga por el uso de la infraestructura, todo eso suma, alrededor de 450.000 millones de pesos", explicó.

Y agregó: "Este acuerdo con los acreedores, por ser una cifra importante, implica que los accionistas hayan comprometido a pagar los saldos que no puedan ser cubiertos con los ingresos normales de la compañía. Estamos hablando de una cifra cercana a los 80 millones de dólares que los dueños de la empresa tiene que colocar para pagar todas estas deudas".

Dijo Lastra que con los excedentes en liquidez se han pagado el 99% correspondiente a las obligaciones adquiridas por los accionistas, lo que permitió realizar los primeros abonos a los agentes del sistema correspondiente a cerca de 25.000 millones de pesos y los demás proveedores se ha saldado la deuda en un 100%.

"Creemos que con este acuerdo se garantiza la viabilidad de la compañía y se deja en optimas condiciones técnicas y operativas, pero igualmente viene con una senda financiera de poder cumplir y honrar sus compromisos", afirmó.

Se mantienen las investigaciones contra la térmica

El exagente interventor expresó que la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciarios mantiene las investigaciones en el caso de la iliquidez que Termocandelaria evidenció para poder mantener su operación, las cuales apuntarían a posibles violaciones a las normas regulatorias por parte de la empresa.

Sostuvo que el proceso en cuestión se encuentra en su etapa final y que muy pronto el ente de control tomará las medidas sancionatorias del caso.

"Cuando se llama a generar, por los compromisos que tiene la compañía de energía firme, no estar con la liquidez suficiente por eso se para la operación y se declara indisponible y es lo que está investigando la Superintendencia. Naturalmente, las reglas de juego indican que cuando el precio en bolsa supera el precio escasez se activan los precios de energía firme y cuando son llamados al despacho deben generar y se les remunera con base en el precio de escasez no en el costo de producción", señaló.

Y puntualizó: "Sin embargo, lo que encuentro como agente especial dentro de la contabilidad de la empresa es que se estaban generando pérdidas que podían tranquilamente alcanzar los 40 millones de dólares mensuales y la compañía no tenía la caja para solventar la compra de combustibles líquidos y esas fueron las razones antes de que la Superintendencia entrara a intervenir, de parar y eso es lo que la Superintendencia debe investigar y se den las razones objetivamente y si los argumentos expuestos por los representantes de la compañía son validos o si por el contrario incumplieron las exigencias de las normas regulatorias".