[audio mp3="http://www.rcnradio.com/wp-content/uploads/Inf-Vpar-6am-Penitenciaria-Gutierrez-Jul03-MP3.mp3"][/audio] Familiares de los internos piden ayuda del gobierno. La Defensoría del Pueblo tras una visita de inspección en la penitenciaría de alta y mediana seguridad de Valledupar, dio a conocer que los internos de ese penal están sometidos a tortura por parte de guardias, a falta de agua y a difíciles condiciones de salubridad y alimentación. Cinco internos expusieron casos de torturas, uno de ellos, aseguró que “fui sometido a una tortura colectiva con 40 compañeros que nos encontrábamos en desobediencia pacífica por la violación constante y sistemática de Derechos Humanos que se vive acá”. Otro de los internos señalando cicatrices profundas en sus manos, afirmó que “esto fue por unas esposas que me puso la guardia, ellos me torturaron, me intentaron matar”. De acuerdo a la Defensoría del Pueblo muchos guardias del Inpec no portan en sus uniformes la identificación, hecho que favorece las prácticas de agresión hacia los internos. La siguiente es la conversación entre el representante de la defensoría y uno de los guardias durante la visita realizada: Defensoría: ¿Qué es lo que estoy mirando? Estoy haciendo una revisión de los derechos de las personas que están privadas de la libertad y lo que me encuentro es que los guardidas continúan sin tarjeteros. Guardia: Si usted cree que eso es violarle los derechos al interno, denúncieme, denúncieme. Defensoría: ¡Es una garantía! Y sí lo voy a dejar en el informe. Guardia: ¡Hágalo! Debido a los problemas con el suministro de agua, los internos de la penitenciaría de alta y mediana seguridad de Valledupar tienen serios problemas para hacer sus necesidades fisiológicas. “Dado los problemas hidrosanitarios del establecimiento lo que uno puede percibir es que botan los orines a través de botellas que cuelgan en las ventanas de sus celdas y la materia fecal la dejan encima de una hoja la cual cierran y la botan desde las pequeñas rejas de sus celdas hasta la parte externa del establecimiento”, indicaba el representante de la Defensoría a medida que realizaba la inspección. En cuanto a los alimentos que consumen los internos, la Defensoría del Pueblo asegura que muchos de ellos se encuentran en estado de descomposición. El encargado de hacer las visitas tocando las verduras que había en la cocina del penal, preguntaba “¿Qué todo esté baboso significa que está en buenas condiciones, esto está en buenas condiciones? –No-”. En diálogo con RCN La Radio, José Manuel Díaz, Delegado de la Defensoría del Pueblo para Asuntos Penitenciarios, manifestó que con el fin de contrarrestar este tipo de situaciones junto a la Procuraduría han puesto en marcha la estrategia ‘Mecanismo de denuncia’, la cual consiste en este tipo de visitas con el fin de conocer lo que sucede en los penales. La penitenciaría de alta y mediana seguridad de Valledupar tiene mil 536 internos.