Cargando contenido

Señalaron que es necesario crear reglas para mejorar sus condiciones.

Prostitución
Foto: Colprensa

El Sindicato de Trabajadoras Sexuales de Colombia (Sintrasexco) hizo un llamado a las autoridades y a la comunidad en general para que no se estigmatice este oficio y señalaron que en muchas ocasiones la falta de conocimiento de las autoridades termina generando graves afectaciones al gremio.
 
La presidenta de Sintrasexco, Fidelia Suárez, señaló que operativos como el del pasado fin de semana en Cartagena, donde la Policía y Fiscalía recataron a 43 mujeres, que eran obligadas a trabajar sexualmente a cambio de alimentación y hospedaje, genera un impacto negativo en las mujeres frente a la sociedad.
 
Fidelia señaló que este tipo de actuaciones de las autoridades terminan por afectar a las mujeres que se dedican a esta labor, debido a que se produce una criminalización del oficio, “la trata de personas no la padecen las trabajadoras sexuales, puede ser cualquiera la víctima”.
 
El problema, según la dirigente, está en las precarias condiciones laborales de las trabajadoras sexuales que ya han sido naturalizadas o aceptas por las mismas mujeres, que en su mayoría son puestas de manera autoritaria por los dueños de los establecimientos comerciales, siendo ellos quienes incurren en los delitos por el desconocimiento de las leyes.
 
“Al no existir una regulación, algunas se someten a las condiciones que coloca el propietario del establecimiento comercial, pero no hay un espacio adecuado para ejercer el oficio, aunque eso es trabajo sexual. La trata de personas, en cambio, no saben diferenciar uno de lo otro y comenten muchas fallas”, explicó Suárez.

Sin embargo reconoció que hay irregularidades que son producto de la migración de mujeres de Venezuela, “donde los oportunistas hacen que éstas sean engañadas y llevadas a nuestro país a prestar servicios sexuales de una manera irregular. Eso no es trabajo”.
 
Entre las propuestas de Sintrasexco, está que las mujeres puedan ofrecer sus servicios a través de cooperativas, en apartamentos arrendados por ellas mismas, “tener independencia y no que otro me venga a imponer y además viva de las ganancias mías”, dijo Fidela Suarez.

Esta regulación, según el sindicato, debe ser una iniciativa del Ministerio del Trabajo y no de la Fuerza Pública o Secretarías de Salud, entidades que denunció, siempre piden dinero a cambio para permitir un funcionamiento irregular, “que siempre están pidiendo una ‘untadita de mano’ y eso provoca es más corrupción”, añadió la presidenta Suárez.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido