Cargando contenido



En Cartagena hay alarma por los constantes ataques con piedras y objetos contundentes que sufren los buses del sistema masivo de transporte público mientras hacen sus recorridos por la ciudad. 





De acuerdo al gerente de Transcaribe, Humberto Ripoll, son más de 60 ataques los que se han registrado durante el 2017. 





"Hasta este fin de semana hemos tenido 60 ataques por vandalismo, los sitios más frecuentes son Nelson Mandela por enfrentamiento entre pandillas también otro sitios es Cuatro vientos, Villa Olímpica, La Plazuela, San Fernando y Los Ejecutivos. En Bazurto hay muchos indigentes que tiran objetos contundente contra los vehículos, de igual forma en Chambacú", dijo Ripoll.





De acuerdo a Transcaribe, la mayoría de ataques provienen de pandillas y de personas en condición de indigencia, quienes de manera improvista arrojan elementos contra los buses y causan daños en la carrocería del vehículo. 





 "Los sitios del vehículos que más han sido atacados; han sido los laterales frontales, traseros, retrovisores y obviamente también los ruteros. Cuando se presentan estos ataques, las personas son evacuadas, se hace un transbordo y este vehículo es llevado a patio y el conductor interrogado por la Policía", añadió.





Estos ataques vandálicos generan traumatismos debido a que los buses deben ser ser evacuados de emergencia para evitar que haya pasajeros heridos por los vidrios rotos. De igual forma, esto implica que se generen mayores retrasos en la frecuencia de los buses además de gastos económicos para Transcaribe.