Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Estación Joe Arroyo en Barranquilla
Nixon Carvajal

Luego que se registrara un nuevo ataque vandálico a un bus alimentador del sistema Transmetro, en el barrio El Manantial de Soledad, los representantes de la empresa confirmaron que son más de 60 los actos de violencia en contra de la flota vehicular en los últimos cinco meses, por lo cual se ha iniciado un plan de  intervención, con el acompañamiento de las autoridades y la comunidad, para contrarrestar las acciones.

El gerente de Transmetro, Fernando Isaza, rechazó el ataque constante en contra del sistema, lamentando el proceder de los vándalos.

Lea además: Transmetro evalúa aumentar aforo de buses tras el anuncio del Gobierno

Según dijo, "venimos haciendo un esfuerzo muy grande en Transmetro para operar y prestar un servicio de transporte público con el fin de movilizar a todas las personas que están saliendo a trabajar todos los días. No entendemos porqué en Soledad, cuando llueve, cuando hay operativos contra el transporte ilegal, informal e inseguro, se toman la satisfacción de atacar los buses", indicó el ejecutivo.

Las afectaciones han causado que los vehículos queden paralizados afectando a la flota buses. "Esos buses que atacan son los que quedan parqueados, debido a que no no hay repuestos y no hay forma de arreglarlos. Esto es muy triste que esté pasando y ya se he vuelto muy recurrente. Llevamos más de 65 ataques durante los últimos cinco meses", indicó.  

"Invitamos a los soledeños, que son los mayores usuarios de Transmetro, el 60 %, a respetar a Transmetro, entre todos a defender y querer a la empresa", agregó el jefe de la empresa de transporte integrado.

Lea también: Atacan a piedra un bus de Transmetro en el norte de Barranquilla

La empresa adelanta una campaña de sensibilización de la comunidad para evitar los reiterados ataques a los vehículos. "Hemos venido haciendo invitación a todos los usuarios en Soledad, en especial a los habitantes de los barrios Madrigal, La Central y Villa del Sol, que son recurrentes y viven atacando y dañando a los buses", indicó.

Dijo además que "hemos venido trabajando con la Alcaldía de Soledad, el Secretario de Gobierno y la Policía Nacional, pero desafortunadamente hay personas desadaptadas que les genera satisfacción atacar los buses".

Durante el último percance, las rutas A3-4, Villa Sol, A5-3, La Central y A5-4, San Antonio, fueron desviadas por algunos minutos, mientras las autoridades tomaban el control de la vía y recuperaban la tranquilidad en los sectores.
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.