Cargando contenido

Miguel Arrázola envió una carta a la gobernación de Bolívar y alcaldía de Cartagena.

Miguel Arrázola
Miguel Arrázola

El pasado fin de semana, los pastores Miguel Arrázola y su esposa María Paula Arrázola de la iglesia Ríos de Vida fueron  cuestionados en redes sociales luego de que ofrecieran a sus seguidores todo tipo de facilidades de hacer efectivo el pago del diezmo, en medio de la actual crisis.

En las últimas horas, en medio de las críticas que se siguen dando, Miguel Arrázola puso a disposición de la Alcaldía de Cartagena y el departamento de Bolívar, las dos iglesias con las que cuenta su congregación. Una está ubicada en el barrio Pie de la Popa y otra en Turbaco.

Lea también: Los rígidos controles que Transmilenio instauró para ingresar al sistema

Arrázola dijo que envió una carta al gobernadorVicente Blel y el alcalde William Dau para ofrecer estos espacios con el fin de que en medio de la pandemia, las autoridades puedan atender a las personas contagiadas con coronavirus.

En caso de que no sea necesario para casos de contagio, Arrázola argumentó que dichos espacios pueden funcionar como centros de acopio.

Asimismo, el líder de Ríos de Vida hizo un llamado a las demás iglesias para ponerse al servicio de las comunidades y cumplir con su labor espiritual a cabalidad.

Lea también: En medio de la emergencia, pastores ofrecen facilidades de pago para dar el diezmo

Ahora bien, una vez se desató todo el escándalo por las facilidades de pago que daba la iglesia de Arrázola para hacer el diezmo, el mismo pastor dijo que los que lo atacaban eran defensores del aborto, el consumo de drogas y el ateísmo.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido