Tras conocerse la fotografía de un turista desnudo sobre un monumento de Fernando Botero ubicada en la Plaza Santo Domingo en el centro histórico de Cartagena, los ciudadanos rechazaron ese tipo de comportamientos; cuestionaron que las autoridades sean tan permisivas con los turistas y que no le exijan el cumplimiento de las normas. Para Inaldy Coello, esa situación le hace creer a los turistas que pueden violar las leyes: “es indignante y causa mucha rabia porque nosotros como turistas en otros lugares tratamos de comportarnos, pero aquí en la ciudad los turistas creen en la libertad de hacer y deshacer porque no tendrán consecuencias posteriores. Eso habla mal de las autoridades”. Joelkin Carreño, agregó que es lamentable que una de las ciudades turísticas más importantes de Colombia, los visitantes crean que las leyes sean muy débiles, “los turistas de todas partes del mundo creen que en Cartagena todo se permite...ellos pensarán que las leyes son muy débiles y nada les va a pasar”. Otros cartageneros, como Juan De Ávila, creen que las autoridades son permisivas con los turistas porque ese sector genera muchos ingresos a la economía local: “es claro y la ley es explícita, quienes la deben hacer cumplir no lo hacen con los visitantes. Para el nativo si actúan, pero para el extranjero hay flexibilidad. Yo creo que es por lo que ellos generan al distrito". Hay cartageneros, como Jair Pérez, que piensan que son los mismos residentes que no deben permitir estos comportamientos: “no se trata que venga la ley, nos falta sentido de pertenencia en el fondo de la foto hay unos cartageneros y no lo bajaron, no se sienten dolidos y se portan como indolentes. Me siento apenado”. La alcaldía de Cartagena anunció que liderará con la Policía de Turismo una campaña encaminada a hacer cumplir el Código de Policía, y a regular la presencia de los turistas en los monumentos y espacios públicos de la ciudad.