Foto: RCN Radio.



El abogado Wilman Herrera y Vitola, representante legal de la comunidad insular de Caño del Oro, Cartagena, denunció amenazas de muerte en su contra tras lograr la titulación colectiva de 92 hectáreas de tierra en la isla de Tierra Bomba.

Según el líder afro, un motorizado con acento del interior del país llegó a su casa en la isla y de manera directa lo amenazó al gritarle que dejara de estar metiéndose con la legalización de terrenos de la comunidad.

El abogado pidió a las autoridades protección para su vida.

"Después de tener una lucha tan dura acompañada de una comunidad que trajo consigo el titulo colectivo. Dos días después recibí una amenaza directa. En las horas de la mañana, un motociclista de tez clara, cabello rubio, me dijo que cuál era la jodedera con las tierras de Tierra Bomba. Yo le pregunté que a quién molestaba eso. Me dijo que no jodiera tanto que podría traer consecuencias fatales. Yo solicito a la Unidad Nacional de Protección que por favor se apersone de esta situación", afirmó el líder.

Estas amenazas se presentaron días después que la Agencia Nacional de Tierras entregara a la comunidad afrodescendiente de la isla, los títulos de propiedad de sus terrenos.

"Yo me atrevo a decir que esto viene a raíz de la titulación colectiva que se consiguió en Tierra Bomba, teniendo en cuenta que la Isla es muy apetecida por muchos, es el espejo de Cartagena. Hubo un alcalde que la puso en venta...", añadió

De acuerdo al líder, hay privados que de manera ilegal han ocupado los terrenos ancestrales de las comunidades y con la titulación de esos predios deberán abandonar el territorio.

Este hecho ha causado conmoción entre los habitantes de la isla quienes el pasado 7 de diciembre celebraban la titulación colectiva de los terrenos donde está ubicada la población de Caño del Oro.

Son cuatro poblaciones las que habitan la isla de Tierra Bomba. Una de ella tiene sus terrenos titulados, las otras tres tiene procesos abiertos ante la Agencia Nacional de Tierras para lograr la titulación colectiva de sus predios.