Cargando contenido

El Dadis, autoridad de salud del Distrito, no confirma ni desmiente los resultados de pruebas de laboratorio que dan positivo en estos nuevo

Tres nuevos casos de personas infectadas por leptospirosis, vuelven a encender las alarmas en Cartagena. Estos casos se registraron, coincidencialmente, en el sector Pesebre del barrio La Paz, donde a finales del 2017 y principios de 2018, fallecieron dos miembros de una misma familia por cuenta de esta enfermedad.

Josefina Morelo, líder del sector y quien además es abuela de los dos jóvenes que fallecieron por leptospirosis, sostiene que estos nuevos casos fueron confirmados luego que se enviaran 33 muestras a un laboratorio particular, las cuales fueron tomadas a familias vecinas a la vivienda donde residían sus nietos.

"De esas 33 muestras salieron infectados nuevos casos y eso nos tiene preocupados, nos tiene en alerta. Nos tiene con mucho dolor porque sentimos que las autoridades de salud en esta ciudad no están haciendo nada", expresó.

Morelo exige a la autoridad de salud de Cartagena y al Ministerio de Salud no pasar por alto esta situación y evitar que ocurra una tragedia como la que se registró en su familia, donde la causa del deceso de sus dos nietos se confirmó dos meses después de la muerte.

"Le solicitamos al Dadis que abriera el protocolo, que viniera a la zona. No lo hizo. La muerte de mi nieta, que falleció después que su hermano, se pudo evitar, pero no se hizo nada", dijo.

Para mañana 8 de marzo, los habitantes del sector marcharán con 10 cajones que simbolizarán a las víctimas de esta enfermedad. La concentración partirán desde el monumento de la India Catalina hasta la Alcaldía de Cartagena, en el centro histórico de la ciudad.

"Invito a la ciudadanía de Cartagena que nos acompañen a marchar. Los dos primeros cajones son en memoria de mis nietos, tres son en representación de las posibles victimas fatales, ojalá que no sea así. Los otros son los vecinos de mi hijo", puntualizó.

A principios de febrero de este año, un informe del Instituto Nacional de Salud (INS) confirmó que la muerte de los nietos de Josefina Morelo, identificados como Romario y María Camila Guerrero Sandoval, fue por causa de leptospirosis.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido