Dos personas murieron en el área Metropolitana de Barranquilla y una en el municipio de Ponedera, entre la noche del 24 y la madrugada del 25 de diciembre. El caso del departamento se registró en el municipio de Ponedera, donde Campo Elías Quintero Guzmán, de 70 años, fue asesinado a machetazos en medio de una riña por un conocido suyo. Según el coronel Raúl Riaño, comandante Operativo de la Policía departamental, el presunto agresor fue capturado en flagrancia. A nivel departamental también se reportó que en el municipio de Campo de la Cruz, una menor de 15 años resultó herida en una mano, cuando su primo manipuló indebidamente un arma de fuego. Según la policía departamental, la aplicación del Código de Policía ayudó a disminuir ostensiblemente el número de riñas durante la nochebuena, en comparación con las registradas el año anterior. En Barranquilla el balance de la Policía fue de dos casos de muertes violentas. El primer caso se registró en el barrio Nuevo Éxito de Soledad, donde se generó una riña en un establecimiento comercial dejando como saldo una persona fallecida, identificada como Josué Mercado Díaz. El segundo hecho se registró en el barrio Manuela Beltrán de Soledad, cuando el dueño de un establecimiento comercial fue asesinado, presuntamente al negarse a seguir vendiendo licor a tres sujetos. El Coronel Hugo Molano, comandante Operativo de la Policía, informó que en el barrio Las Flores, un hombre que hace dos días había salido de prisión, resultó herido con arma de fuego en su casa. Muertos por accidentes de tránsito Dos personas murieron en accidentes de tránsito registrados durante la noche del 24 y la madrugada del 25 de diciembre en Barranquilla. El primer accidente se presentó cuando un bus de servicio colectivo perdió el control y se volcó a la altura de la calle Murillo con 21, dejando una persona muerta y más de 10 heridas. En el otro hecho lamentable, una persona que conducía una motocicleta, murió al colisionar con un vehículo tipo taxi. El balance de las autoridades de Tránsito es que más de 76 mil vehículos se movilizaron por Barranquilla durante el puente festivo. Se impusieron 806 comparendos y 17 personas fueron sorprendidas conduciendo en estado de embriaguez.