El Tribunal Administrativo de Bolívar amparó los derechos de los pescadores del corregimiento de Santa Ana, en la Isla de Barú, ante el recurso instaurado en contra del Instituto Nacional de Vías (Invías), la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), la Dirección Nacional General Marítima (Dimar), el Ministerio del Interior y el Distrito de Cartagena, organismos involucrados en el proyecto de ampliación del canal de acceso a la Bahía de Cartagena, que contempla obras de dragado de los canales de Bocachica y el Varadero. "El fallo ordena amparar el derecho de los accionantes a participar en la ejecución de los proyectos relacionados con las obras de dragado del canal de acceso a la Bahía de Cartagena, además deberán ser informados sobre cualquier expedición y modificación de licencias ambientales y actos administrativos que se profieran en relación con el proyecto y ser socializados en espacios de concertación". Aseguró David González, asesor de la cooperativa de los pescadores de la zona. Los pescadores solicitaron por medio de acción de tutela, ser incluidos en las consultas previas con las comunidades de Bocachica y Caño del Oro, al pertenecer ellos también a comunidades afrodescendientes; además del derecho a un ambiente sano, a la participación, a la información, a la seguridad alimentaria, al trabajo y al debido proceso. Sin embargo, el tribunal no amparó el derecho de consulta previa al ser instaurada la tutela como cooperativa y no como grupo étnico, decisión que será impugnada por los pescadores. "Es una sentencia bastante importante, ya que está dando el espacio de participación a las comunidades pesqueras. Ese territorio importante (la bahía) no puede ser intervenido sin antes consultarle a las comunidades que se pueden ver afectadas". Agregó González. Por su parte Invías anunció que el próximo 23 de noviembre los organismos señalados socializarán el proyecto con las comunidades de pescadores, como ordena el fallo. Sin embargo se impugnará la tutela, ya que hasta el momento no se están realizando dragados en la zona.