De acuerdo a Armando Cuello Daza, gerente de la empresa de servicios públicos de Valledupar, Emdupar, la falta de agua en varios barrios de la ciudad se debe al bajo caudal en el río Guatapurí, esto como consecuencia del fenómeno del niño. “Tenemos al río Guatapurí totalmente mermado por el fenómeno del niño, por el cambio climático, hemos visto como el caudal de entrada se nos ha bajado sobre los 2 mil litros por segundos”, manifestó. El funcionario agregó que a los problemas generados por el bajo caudal se suman los siguientes: “Hace unos años el río Guatapurí no está en las condiciones que está ahora, hace unos años Valledupar no tenía la población que tiene ahora, hace unos años el contrabando de agua de Valledupar para los departamentos del Cesar, La Guajira y Magdalena, no es el mismo y hace unos años la cantidad de turbinas que habían adheridas en las redes no eran las mismas. Todo esto nos está ocasionando todos estos problemas”. Las quejas de los ciudadanos son permanentes ante la falta de agua en la ciudad.