Una mil 500 personas afectadas y 3 mil 500 hectáreas de cultivos inundados es el balance preliminar que deja un vendaval en zona rural de Tierralta, Córdoba. Los organismos de socorro continúan aun en el barrido, pero preliminarmente se registran 300 familias afectadas por las inundaciones en las veredas Campo Bello, Nuevo Tay, Nueva Platanera, Nueva Unión y Santa Ana. De igual manera se registran afectaciones en 2 mil 500 hectáreas de cultivos de plátanos y mil hectáreas de yuca y papaya. La fuertes lluvias provocaron la crecida de los arroyos y quebradas en la zona, que fue lo que mayores estragos causó en las poblaciones, dijo Diego Álvarez Ramos, enlace de Gestión del Riesgo en Tierralta. La búsqueda de afectados continúa este domingo en zonas dispersas y de difícil acceso, mientras que desde la Alcaldía se tramitan ayudas urgentes para las familias afectadas.