Vientos huracanados arrasaron con muchas hectáreas de cultivo de maíz y plátanos en tres poblaciones en el municipio de Cereté.   De acuerdo con el censo parcial de la Defensa Civil, las zonas más afectadas son Zarzalito, en el corregimiento de Rabolargo y los barrios Botaven, Playa Rica y 7 de agosto.   Según la Defensa Civil de Cereté, los vientos dejaron pérdidas millonarias a los agricultores que habían sembrado maíz y plátano. El vendaval también derribó postes y árboles en diferentes zonas de Cereté ocasionando congestión en la movilidad y fallas en el fluido eléctrico.   Los mismos agricultores damnificados venían siendo afectados por la sequía.