Los fuertes vientos y las lluvias de las últimas horas causaron estragos en cuatro municipios de la depresión momposina, donde según el dato preliminar de las autoridades más de 686 casas terminaron destechadas y cinco fueron totalmente destruidas. Las zonas más afectadas corresponden al área rural de los municipios de Cicuco, San Fernando, Margarita y Talaigua Nuevo. Allí según la Oficina de Gestión del Riesgo de Bolívar, se adelantan los censos para establecer los daños que generaron estos vendavales. Hasta el momento se tiene registro de ocho personas heridas por la caída de techos y parte de las estructuras de las casas. Así mismo las autoridades municipales reportan que hubo afectaciones en colegios y centros de salud, los cuales debieron suspender su funcionamiento hasta que se hagan las reparaciones correspondientes. "Tenemos personal de la Unidad departamental de Gestión del Riesgo, acompañados de la secretaria de salud y de educación en la zona porque se vieron afectadas algunas instituciones educativas y puestos de salud de la zona. En las próximas horas estaremos presentando el censo oficial y lo estaremos enviando al gobierno nacional para que se de la atención a los damnificados", señaló Álvaro Redondo, director (e) de la Oficina de Gestión del Riesgo de Bolívar. En estos cuatro municipios fueron suspendidas las clases y se activó un plan de contingencia para garantizar la atención médica de las comunidades, debido a las afectaciones que sufrieron los centros de salud y los colegios de esta zona.