Foto:RCN Radio

Para Ernelda Ortega de la Cruz 52 años, una vendedora de minutos parece que el tiempo no pasara, el dolor mantiene vivo el recuerdo de una madrugada del año 2002, cuando sus niñas de 2 y 4 años, su hijo de 17 y su esposo de 33 años murieron tras una explosión en una casa en el barrio El Socorro, suroccidente de Cartagena.  Por el hecho, fueron hallados responsables y encarcelados miembros del frente 37 de las Farc que operaba en su momento operaba en la región de los Montes de María. 14 años después de la tragedia familiar y de 35 cirugías en una de sus pierna, esta mujer en condición de discapacidad oriunda de Sahagún el departamento de Córdoba, reclama por derecho propio ser escuchada como víctima del conflicto en la mesa de negociación en La Habana, Cuba. " Que tengan en cuenta perdí mi familia, a mis hijos no puedo caminar me han sometido a 35 cirugías en la piernas y aun así no he podido recuperar la movilidad y tengo que usar muletas, no puedo trabajar y me dedico a vender minutos para ganarme la vida", dijo la víctima. Insistió que se le debe tener en cuenta para una reparación, porque desde hace 8 años el gobierno dejó de entregarle cualquier tipo de ayuda. " Necesito que se me brinde una pronta reparación, porque la violencia acabó con toda mi familia". Señaló que la primera pregunta atrapada por tantos años, como un nudo en su garganta para los guerrillero en Cuba, sería ¿Porque mataron a sus hijos y a su marido?.