Cargando contenido

Wilfran Quiroz en el momento en que llega al Complejo Judicial de Cartagena. Foto de RCN Radio.

Víctimas de las construcciones ilegales de Cartagena advirtieron fuga de Wilfran Quiroz, el constructor ilegal de 16 edificios en esta ciudad, aumenta su incertidumbre debido a que este empresario no respondería por los daños y perjuicios causados a más de 108 familias.

Según los afectados, esta persona los estafó al ofrecerles apartamentos que fueron construidos de manera ilegal con fallas estructurales según estudios de la Universidad de Cartagena.

"Un perjuicio más a todos los afectados puesto que ahora no sabemos si esta persona va a pagar sus actos criminales. Confiamos en que la justicia divina haga lo ue la justicia terrenal no ha podido", señaló uno de los afectados.

De acuerdo a los estudios de la Universidad de Cartagena, este constructor adelantaba sus obras con materiales de poca calidad. Las investigaciones demuestran que de los 16 edificios, solo 3 tenían planos y los que contaban con diseño fueron alterados para poder construir edificios de 10 pisos con materiales que solo soportarían el peso de 5.

Estas actuaciones de los Quiroz, estarían relacionadas con la intención de ahorrar costos.

Las víctimas señalan que no comprenden por qué las autoridades competentes no actuaron a tiempo para que no se presentaran estas afectaciones.

"Hoy desde un escritorio del altiplano se lanzan acusaciones sobre nosotros, que hemos sido víctimas... Yo creo que es necesario que en estos momentos se revise la conducta omisiva de los funcionarios, incluso de la superintendencia de notariado y registro, de instrumento públicos ya que fueron expedidas certificados de libertad y tradición para nuestros inmuebles, en lo cual reza que es el único documento que tiene validez jurídica, y con ellas se fueron a los bancos para obtener los créditos", añadió otro afectados.

Los reportes de la Defensoría del pueblo señalan que de las 100 familias víctimas de estas construcciones ilegales, 30 aún pagan los créditos bancarios, por lo que estas personas están clamando que los responsables de estos hechos respondan ante las autoridades.