Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Mateo Posada, turista
Mateo Posada, turista
Foto: Unidad Nacional de Gestión del Riesgo

El paso de Iota ha dejado el 98 % de la infraestructura destruida en Providencia, según el balance que hasta ahora se conoce. Es la primera vez que un huracán de categoría 5 golpea a Colombia. Debido a que los vientos persistían, las autoridades no habían podido llegar a la isla.

Por fin, este lunes, la Fuerza Aérea, la Armada Nacional y la Unidad Nacional para la Gestión de Desastres pudieron arribar a Providencia para entregar ayudas y hacer una evaluación completa de los daños.

Allí se encontraron con varios turistas que estaban a la espera de ser evacuados. Uno de ellos es Mateo Posada, de Medellín. Posada relató lo que vivió desde el domingo, cuando el huracán ya estaba cerca de la isla y los vientos se sentían con mucha fuerza: "Estábamos en un hotel que, afortunadamente, tenía como un búnker que ellos habían diseñado para esto. Una vez anunciaron y el Ideam iba teniendo reportes habituales de cómo iba el estado del huracán, nos metimos en ese búnker".

"Después salimos, pudimos socorrer a otras personas y estuvimos ahí encerrados desde hace dos noches. Hoy por la mañana salimos", dijo el turista a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres.

"Pensamos que la mejor forma (...) era salir y avanzar hacia el aeropuerto y llegamos. El presidente llegó y le ayudamos a la Fuerza Aérea a descargar las cosas y nos trajeron. Todo mi grupo está bien. No recuerdo el número, somos como doce. Estábamos buceando. Venimos de Medellín y todos estamos muy bien".

Posada, además, contó cómo está Providencia en este momento e hizo un llamado a los colombianos para solidarizarse con los isleños: "Está destruido. En Providencia no hay una sola casa que esté bien. Todas las casas están destruidas, toda la vegetación está destruida".

"Los colombianos nos tenemos que unir porque esto es un territorio del que, yo creo, nos ha faltado a los colombianos apropiarnos para que ellos se sientan colombianos. Yo creo que este es el momento de darlo todo para que ellos se sientan que hacen parte de una familia porque lo han perdido todo, todo, todo. O sea, no hay ningún solo hogar que haya quedado bien".

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.