Cargando contenido

"En el carnaval de Barranquilla tenemos la oportunidad de demostrar que uno se puede divertir sin patra, marihuana, Perico y alcohol".

Ex habitantes de calle viven el carnaval de Barranquilla
Idduva

El carnaval de Barranquilla siempre saca lo mejor de la gente. Los ex habitantes de calle, almas que han sufrido del látigo de la vida, representaron desde sus microcosmos, la alegría que traen estas fiestas. "Yo también soy exhabitante de calle en el Carnaval" es una historia de superación, largas noches de miedo e incertidumbre mezclado con los colores de las fiesta del dios momo.  

En la mañana del Domingo del 3 de marzo del 2019, salí muy temprano de mi casa a vivir una experiencia de "locos" y es verdad, fue de locos y ustedes entenderán que ser un habitante de la calle es una de la problemáticas sociales más fuertes que tiene Barranquilla, y por ende la locura hace parte del panorama.  Sin embargo, gracias al trabajo realizado por la Secretaría de Gestión Social, se ha podido consolidar un espacio donde nace nuevamente la esperanza, como lo es el hogar de paso.

Lea también: Carnaval de Barranquilla, un motivo para visitar la arenosa

La incertidumbre es abrumadora, llego a la calle 38 con carrera 35 y veo por primera el hogar donde viven 120 almas que decidieron decirle no a la droga y a los vicios. Esto coloca mis emociones al límite y percibo cierta ansiedad en mi respiración. El vigilante me recibe y con un gesto amable me deja pasar y a partir de ahí nada podría ser más real.

Escalón por escalón voy dimensionado donde me encuentro, un lugar donde las almas rotas llegan a reconstruirse luego de una vida llena de horribles atardeceres. El hogar de paso, es un programa de la primera dama,  que tiene como fin acompañar un proceso de reeducación para devolver a la sociedad a hombres y mujeres que por mucho tiempo vivieron en las calles de la ciudad.

Lea también: Excombatientes, víctimas y líderes bailaron por la reconciliación de Colombia

El corazón me retumba y la ansiedad no deja de molestarme en cada paso que doy. Recorro las habitaciones del primer hasta el tercer piso . Los cuartos son pequeños, pero a la vez son una mansión para aquellos que durante años dormían en los parques, debajo de los puentes y a las orillas de los arroyos.

Subo las escaleras hasta el cuarto piso. Me ubico en la azotea donde los participantes están alistándose para la fiesta de Carnaval y caras alegres y risueñas son parte del recibimiento.

Sus rostros que han sido golpeados por la vida, se encuentran relajados y contentos. La fiesta del Carnaval recibirá desde el seno de las calles a la representación del Son de Negro, la Marimonda, las negritas Puloy y el Congo.

Lea también: Gran parada en Barranquilla contó con 127 grupos de danza y comparsas tradicionales

Hogar de paso en el carnaval de Barranquilla
idduva

#RcnRadio760AM José Manuel Rodríguez, ex habitante de calle y gran congo de la comparsa "Salón Burrero, pa la calle", contó a RCN Radio como eran aquellos días donde su sábana para dormir eran unos periódicos y las peleas eran el quehacer diario para sobrevivir, "Tengo los dientes dañados de tantos golpes que me dieron, la verdad yo era un desechable,  dormía en el paseo Bolívar o donde caía la noche, muchas veces drogado, otras veces bajo la lluvia, pero gracias a estas personas hoy, ya me gradué de bachiller".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#RcnRadio760AM La fe mueve montañas, la fuerza de voluntad permite alcanzar las metas, pero para una persona que se acostumbró a dormir en las calles, a consumir drogas para aguantar las frías noches, que tuvo que robar para no morirse de hambre, esa fuerza es incomparable con los problema del diario vivir de una persona común . En el hogar de paso se vive de lo extraordinario . "El Concepto" a través del carnaval logro exorcizar esos demonios y ser el capitán de la danza en las calles, de su vida. . . . . . #Carnaval2019 #Carnavaldebarranquilla @carolinasegebre @carnavalbaq @alejandrocharch @katianule #hogardepaso #salonburrero @rcnradiocolombia

Una publicación compartida de Barranquilla RCN Radio 760AM (@barranquillarcn) el 6 Mar, 2019 a las 11:25 PST

"Uno llega al hogar de paso y logra descubrir que el afecto y  la fuerza de voluntad son la cura de todos los males y son nuestro salvavidas en los días donde uno se siente barro. La lucha es diaria y en la 'casa estudio' como yo le dijo, es un compromiso vital que si no lo logro estas sobrio me sacan para darle la oportunidad a otro, aquí no se viene a jugar", agregó el gran congo, Jose Manuel Rodriguez, con vehemencia.

En este recorrido poco a poco viene mi turno para camuflarme en esta obra de teatro donde la realidad supera a la ficción. Los colores del carnaval, las máscaras que ocultan los rostros son el equilibrio perfecto para ser un hacedor con luz propia. 

La fe mueve montañas y la fuerza de voluntad permite alcanzar las metas, pero para una persona que se acostumbró a dormir en las calles, a consumir drogas para aguantar las frías noches y que tuvo que robar para no morirse de hambre, esa fuerza es incomparable con los problema del diario vivir de una persona común .

"En el hogar de paso se vive de lo extraordinario", recalcó Manuel, "y con el carnaval logro exorcizar esos demonios y ser el capitán de la danza en las calles". #Carnaval2019 

Yo, en la azotea del Hogar de paso, me dispuse a disfrazarme y escogí, a La Morimonda por su alegría y energía en su baile. La máscara fue la excusa perfecta para pasar desapercibido con el fin de ser un miembro más del grupo de ex habitantes de calle.

 

Luisa Mora, directora del proyecto hogar de paso en Barranquilla, en diálogo con RCN Radio nos contó que " En el hogar vamos a encontrar hombres y mujeres que en alguna vez pernoctaron en las calles, en los parques, en los arroyos y cualquier lugar, fueron personas que consumían droga y que nunca tuvieron la esperanza de recuperarse ".

Ella, me cautivó por su entereza, dedicación y valentía.  En medio de la conversación la directora Luisa Mora dijo "que tener a cargo el hogar de paso es como tener 120 hijos con los problemas más difíciles del mundo y aún así su corazón se multiplica para guiar con fuerza y talante".

Además agregó que, "nosotros vivimos la fiestas y en el carnaval de Barranquilla les reiteramos que uno se puede divertir sin alcohol, patra, marihuana y perico, porque solo la alegría nos basta para ser felices".

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Yo soy Luisa Mora, directora del Proyecto Hogar de paso en Barranquilla. #RcnRadio760AM " En el hogar vamos a encontrar hombre y mujeres que en alguna vez pernoctaron en las calles, en los parques, en los arroyos y cualquier lugar", aseguró Luisa Mora, directora del proyecto. Ella, me cautivó por su entereza, dedicación y valentía. Es tener 120 hijos con los problemas más difíciles del mundo y aún así su corazón se multiplica para guiar con fuerza y talante. "En el carnaval de Barranquilla tuvimos la oportunidad de demostrar que uno se puede divertir sin patra, marihuana, Perico y alcohol", manifestó la doctora Mora, en medio de los aplausos de los integrantes de la comparsa el 'salón burrero' que desfiló en el carnaval del bordillo en homenaje a folclorista Carlos Franco. . . . . #Carnaval2019 #Carnavaldebarranquilla @carolinasegebre @carnavalbaq @alejandrocharch @katianule #hogardepaso #salonburrero @rcnradiocolombia

Una publicación compartida de Barranquilla RCN Radio 760AM (@barranquillarcn) el 6 Mar, 2019 a las 12:14 PST

Pasa el tiempo de la preparación y el maquillaje  y todo está listo. Del cuarto piso a la calle y salimos a gozar el Carnaval. En este punto de no retorno y bajando las escaleras y se escuchaban en los pasillos "Vamos, salimos los locos, salimos los locos". La negrita Puloy, la Marimonda, el Congo, el Garabato, el son de negro y cada una de las expresiones del carnaval tomaron posesión de los exhabitantes de la calle donde la  magia del evento los aleja de su condición y de su drama para vivir una fiesta sin igual.  Sus sonrisas son hermosas y transparentes. Son sonrisas alejadas del sufrimiento, los golpes y las dormidas a la intemperie.

El bus que nos transportaba fue el vehículo perfecto para llevarnos a nuestro destino y yo en medio de la expectativa fui uno más de ellos, me contagiaron con su espontaneidad y gracias a su cariño desinteresado me convertí en otro loco de la manada. .

En medio del recorrido, previo al desfile en honor al folclorista Carlos Franco, en el carnaval de la 44, fue impresionante ver de cerca sus sonrisas y sus  ojos brillantes llenos de emoción. Uno de los miembros más recientes de la comparsa identificado como Carlos Brito nos contó que cumplía 6 meses de participar en el programa y los nervios estaban haciéndole una mala pasada, sin embargo lo iba a dar todo en el carnaval. 

"Mi vida ha cambiado y enfrentar mis miedos sigue siendo la tarea más difícil. Cada cicatriz en mi cara es la representación de mi sufrimiento y a su vez unos de los motivos que encuentro cada vez que me miro al espejo que esa vida de muerte no la volveré a buscar", agregó Carlos Brito

Su disfraz de Monocuco y su alegra saldrán a relucir juntos a sus compañeros en una faena de baile que trae como recompensa un crecimiento personal y sentirse parte de la ciudad pese a todos los problemas.

Justo al medio día, llegó la hora de la verdad. llegamos al inicio del desfile y atrás quedaron los miedos y las horas de práctica interminable, atrás quedaron los complejos y las dudas, atrás quedaron las noches en vela y el éxtasis de las drogas. Ahora el baile y la pura alegría del Carnaval se convirtió en el estímulo más grande para sentirse feliz.

"Al final me uní a sus penas, a sus desagravios, a sus noches sin dormir, a sus días eternos sin comer y a sus días donde tragaban sangre cuando eran golpeados en las oscuridades del centro de Barranquilla.  Bailé con ellos y me uní a su dolor". 

Retorné a mi casa y el hogar de paso quedo en mi memoria, sus historias en mis pensamientos y su baile en mi corazón. 

Fuente

Sistema integrado de información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido