La Universidad de los Andes anunció que a la profesora Carolina Sanín, quien denunció que fue víctima de bullying y amenazas por redes sociales, no le renovaron el contrato por afectar la convivencia de los miembros de la institución, es decir profesores, estudiantes y egresados; además, precisaron que las razones concluyen que es un despido por justa causa.
El despacho de la jefatura de relaciones laborales de la Universidad fueron quienes hicieron el análisis del comportamiento de la docente y determinaron que sus manifestaciones no iban con las políticas internas.
En el comunicado la universidad dijo que "afectó la convivencia entre los miembros de la comunidad (estudiantes, profesores y egresados) por sus manifestaciones en relación con: a) La supuesta “cultura carcelaria” cultivada por la Universidad, b) La crianza de delincuentes en la Universidad, c) La condición de que la Universidad se lucra de la pobreza, d) La preferencia de la profesora en la ocurrencia de actos inadecuados y violentos por parte de los estudiantes", explicaron en el documento.
Dichas conclusiones fueron investigadas luego de que la comunidad académica de los Andes hiciera una denuncia sobre las actuaciones de la profesora.
Como anteriormente Carolina Sanín había denunciado bullying y amenazas, la institución recordó que hay instancias internas para hacer denuncias contra los estudiantes que hagan actos en contra de una persona, por lo que en este caso se está adelantando procesos disciplinarios en contra de los estudiantes que han sido identificados como presuntos responsables de las agresiones.
Así mismo, se han puesto sanciones disciplinarias a los estudiantes que ya se confirmó su participación en los hechos.
"El proceso disciplinario en referencia se adelantó en el despacho antes mencionado, en el marco de poder ofrecer todas las garantías del debido proceso y el derecho a la legítima defensa. La decisión de terminación del contrato por justa causa, efectiva a partir del 15 de enero de 2017, se ha generado en primera instancia y puede ser objeto de revisión si la profesora desea hacer uso de tal recurso", dice el comunicado.
Lo anterior significa que la profesora si no está de acuerdo con la decisión de la institución, puede solicitar el análisis de la misma hasta la segunda semana del mes de enero de 2017.
"Como cualquiera de los más de 5,000 empleados de la Universidad de los Andes (incluyendo a más de 650 profesores de planta), el contrato de la Profesora Sanín es a término fijo de un año pero ella puede solicitar revisión de su no renovación".
De igual forma, dijeron que cualquier persona víctima de matoneo en la Universidad de los Andes, puede hablar para recibir protección.
Finalmente, los estudiantes que apoyan a Carolina confirmaron un plantón hoy a las 11 a.m en la rectoría de la Universidad.
A continuación el comunicado de la Universidad: