La Fiscalía General de la Nación detectó que hasta 20 millones de pesos llegaron a cobrar los miembros de la mafia del 'carrusel' de las pensiones en las Fuerzas Militares que ofrecían el acceso de manera ilícita a prestaciones muy elevadas. Los investigadores de la Fiscalía establecieron que en muchas ocasiones esos 20 millones de pesos eran pagados por cuotas a los integrantes del carrusel de pensiones. Igualmente, ya fueron puestos a disposición de la Sociedad de Activos Especiales los bienes avaluados en más de 50 mil millones de pesos provenientes de las actividades ilícitas de esta mafia al interior de las Fuerzas Militares, que fueron objeto de extinción de dominio por parte de la Fiscalía. Andrea Malagón, jefe de la Unidad Nacional de extinción de Dominio de la Fiscalía informó que 20 bienes inmuebles y dos establecimientos de comercio ocupados se encontraban ubicados en los municipios de Bogotá, Villavicencio (Meta), Guamo (Tolima) y Popayán (Cauca). De acuerdo con la Fiscalía la operación permitirá al Estado recuperar activos, representados en casas, apartamentos, vehículos y establecimientos de comercio, que habrían sido adquiridos por el grupo de personas que al parecer dirige Julio César Zapata Zapata. Según la Fiscalía estas personas falsificaban documentos para acceder a las pensiones, exigiendo a cambio el 40 por ciento de la jubilación.